No olvides compartir ...

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE WhatsApp o Telegram. Y recibe materiales todos los días.

Por: Thomas Watson.

Este artículo forma parte de la serie: Todo obra para bien.

La palabra predicada obra para bien. Es un sabor de vida, es una palabra que transforma el alma, asimila el corazón a la semejanza de Cristo; produce seguridad. «Pues nuestro Evan- gelio llegó a vosotros no sólo en palabras, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre>> (1 Tesalonicenses 1:5). Es el carro de la salvación.

La oración obra el bien. La oración es el fuelle de los afectos; infunde santos deseos y ardores del alma. La oración tiene poder ante Dios. <<Mandadme» (Isaías 45:11) [La oración es la llave que abre el tesoro de la misericordia de Dios La oración mantiene el corazón abierto a Dios y cerrado al pecado.)

La oración apacigua la lujuria. Lutero aconsejó a un amigo que, cuando percibiera que comenzaba a surgir una tentación, se entregara a la oración. La oración es el arma que el cristiano descarga contra sus enemigos. La oración es la medicina soberana del alma La oración santifica toda misericordia (1 Tim. 4:5).[La oración es el disipador de la tristeza; al desahogar el dolor, alivia el corazón Cuando Ana hubo orado, «se fue y no estuvo más triste» (1 Sam. 1:18). Y si tiene estos raros efectos, entonces obra para bien.

La Cena del Señor obra para bien. Es un emblema de la cena de las bodas del Cordero (Ap. 19:9), y una prenda de esa comunión que tendremos con Cristo en la gloria. Es un banquete de cosas gordas; nos da pan del Cielo, como el que preserva la vida y previene la muerte. Tiene efectos gloriosos en los corazones de los piadosos: aviva sus afectos, fortalece sus gracias, mortifica sus corrupciones, reaviva sus esperanzas y aumenta su alegría. Lutero dice: <<Es una obra tan grande consolar a un alma abatida como resucitar a los muertos»; sin embargo, esto puede hacerse -ya veces se hace- a las almas de los piadosos en la santa cena.

Fragmentos tomados del libro «Todo para bien» de Thomas Watson, puedes adquirir este libro HACIENDO CLIC AQUÍ

*Thomas Watson. Predicador Puritano inglés, del que se ignora su genealogía y la fecha de su nacimiento. Estudió con ahínco en el Emmanuel College de la Universidad de Cambridge, llamada la “Escuela de los Santos”, porque allí recibió su educación universitaria un número elevado de los llamados Puritanos, o teólogos evangélicos reformados del siglo XVII


Siga leyendo …

Puedes seguirnos en WhatsApp, Instagram,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos