No olvides compartir ...

Este artículo forma parte de la serie: Versículos bíblicos por temas.

SALMO 19:8
Los preceptos del SEÑOR son rectos:traen alegría al corazón.

HEBREOS 1:9
Has amado la justicia y odiado la maldad; por eso Dios, tu Dios, te ha ungido con aceite de alegría, exaltándote por encima de tus compañeros.»

SALMO 30:11 – 12
Convertiste mi lamento en danza; me quitaste la ropa de luto y me vestiste de fiesta, para que te cante y te glorifique, y no me quede callado.

SALMO 92:4
Tú, SEÑOR, me llenas de alegría con tus maravillas;por eso alabaré jubiloso las obras de tus manos.

ISAÍAS 61:10
Me deleito mucho en el SEÑOR; me regocijo en mi Dios. Porque él me vistió con ropas de salvación y me cubrió con el manto de la justicia. Soy semejante a un novio que luce su diadema, o una novia adornada con sus joyas.

SALMO 16:11
Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia, y de dicha eterna a tu derecha.

SALMO 21:6
Has hecho de él manantial de bendiciones;tu presencia lo ha llenado de alegría.

1 PEDRO 1:8 – 9
Ustedes lo aman a pesar de no haberlo visto; y aunque no lo ven ahora, creen en él y se alegran con un gozo indescriptible y glorioso, pues están obteniendo la meta de su fe, que es su salvación.

SANTIAGO 1:2 – 3
Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia.

JUAN 16:24
Hasta ahora no han pedido nada en mi nombre. Pidan y recibirán, para que su alegría sea completa.

DEUTERONOMIO 16:15
Durante siete días celebrarás esta fiesta en honor al SEÑOR tu Dios, en el lugar que él elija, pues el SEÑOR tu Dios bendecirá toda tu cosecha y todo el trabajo de tus manos. Y tu alegría será completa.

1 CRÓNICAS 16:30 – 33
¡Que tiemble ante él toda la tierra! Él afirmó el mundo, y éste no se moverá. ¡Alégrense los cielos, y regocíjese la tierra!
Digan las naciones: «¡El SEÑOR reina!» ¡Que resuene el mar y todo cuanto contiene! ¡Que salte de alegría el campo y lo que hay en él! ¡Que los árboles del campo canten de gozo ante el SEÑOR, porque él ha venido a juzgar a la tierra!

HECHOS 2:26 – 28
Por eso mi corazón se alegra, y canta con gozo mi lengua; mi cuerpo también vivirá en esperanza. No dejarás que mi vida termine en el sepulcro; no permitirás que tu santo sufra corrupción. Me has dado a conocer los caminos de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia.



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos