No olvides compartir ...

Este artículo forma parte de la serie: Versículos bíblicos por temas.

SALMO 16:5
Tú, SEÑOR, eres mi porción y mi copa; eres tú quien ha afirmado mi suerte.

JEREMÍAS 33:6
Sin embargo, les daré salud y los curaré; los sanaré y haré que disfruten de abundante paz y seguridad.

JUAN 10:28
Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano.

SALMO 9:10
En ti confían los que conocen tu nombre, porque tú, SEÑOR, jamás abandonas a los que te buscan.

SALMO 125:1
Los que confían en el SEÑOR son como el monte Sión, que jamás será conmovido, que permanecerá para siempre.

SALMO 16:8
Siempre tengo presente al SEÑOR; con él a mi derecha, nada me hará caer.

SALMO 55:22
Encomienda al SEÑOR tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre.

HEBREOS 13:6
Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda; no temeré. ¿Qué me puede hacer un simple mortal?»

1 PEDRO 3:13
¿Quién les va a hacer daño si se esfuerzan por hacer el bien?

ROMANOS 8:38 – 39
Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos