No olvides compartir ...

Por: George Whitefield

Este artículo forma parte de la serie: 365 días con George Whitefield

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16

Existe un debate entre los arminianos y los calvinistas. Si le preguntamos a los primeros por el significado de «amado del Se ñor» nos dirán que es una referencia a la redención general, de modo que «amado del Señor» alude a todos los seres humanos nacidos en el mundo. Así, afirman, Dios ama a todos. Ese es un puente bastante ancho por el que llevarlos, pero los puentes anchos no siempre son los más sólidos del mundo.

Los arminianos aseverarán que Dios amaba a Judas tanto como a Pedro o cualquier otro apóstol. Y quienes no son arminianos, sino que son lo que podríamos denominar cuáqueros, entre los que hay muchos que considero que tienen mejores corazones que cabezas, nos dirán que todos somos iguales; que todos venimos a este mundo con una semilla de gracia y que seremos felices de acuerdo con la mejora de esa gracia. Así, no hacen la menor referencia a un Cristo exterior, sino tan solo interior; ¡bienaventurados son los que experimentan a Cristo en su interior!

La misericordia de Dios es segura, y se extiende a todas sus obras. Y, en un sentido, nuestro Señor Jesús es el Salvador de todos, esto es, de cualquier tipo de ser humano. Hasta los malvados dependen de Jesús, a quien desprecian, para todos los consuelos terrenales de los que disfrutan. En ese sentido, debemos aprender a amar tal como nuestro Señor amó al joven. Sin embargo, debemos inclinarnos más hacia el calvinismo, al que denomino verdad escrituraria. El amor que demostró Jesús hacia el rico y joven mandatario era bastante distinto del amor con que amó a Marta, María y su hermano Lázaro.

Tomado de «365 días con George Whitefield«, lecturas seleccionadas y editadas por Randall J. Pederson, puedes adquirirlo en este enlace.  


Puedes seguirnos en WhatsAppInstagram,Messenger,FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos