No olvides compartir ...

RECIBE MATERIALES DE A.W. TOZER DIARIAMENTE para recibir materiales, CLICK AQUÍ.

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Encuentros con el Dios Todopoderoso»

Por eso Dios, queriendo demostrar claramente a los herederos de la promesa que su propósito es inmutable, la confirmó con un juramento. Lo hizo así para que, mediante la promesa y el juramento, que son dos realidades inmutables en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un estímulo poderoso los que, buscando refugio, nos aferramos a la esperanza que está delante de nosotros.

HEBREOS 6:17-18

El Dios perfecto, absoluto e infinito no puede convertirse en otra cosa que en lo que es Él […]

Si recuerdas eso, te ayudará en la hora de la prueba. El saber que todo lo que Dios fue, que todavía lo sigue siendo, te ayudará en el momento de la muerte, en la resurrección y en el mundo venidero. Todo lo que Dios fue y es, Dios siempre lo será. Su naturaleza y sus atributos son inmutables por la eternidad. He predicado acerca de la individualidad increada de Dios; nunca tendré que cambiarlo ni editarlo de ninguna manera.

Repaso algunos de mis antiguos sermones y artículos, y me pregunto por qué los escribí así. Podría mejorarlos ahora. En cambio, no puedo mejorar la afirmación de que Dios es siempre el mismo: es autosuficiente, existente por sí mismo, eterno, omnipresente e inmutable. No habría razón para cambiar eso, porque Dios no cambia. Su naturaleza y sus atributos son inmutables por la eternidad.

Gracias, Señor, por el fuerte consuelo y la esperanza que se basan en la inmutabilidad de tu consejo y la inmutabilidad de tu naturaleza. Amén.


Siga leyendo …

Puedes seguirnos en WhatsAppInstagram,Messenger,FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos