No olvides compartir ...

RECIBE MATERIALES DE A.W. TOZER DIARIAMENTE para recibir materiales, CLICK AQUÍ.

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Encuentros con el Dios Todopoderoso»

Este hermano tuyo estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado. LUCAS 15:32

Esos de todas las razas y colores alrededor del mundo que han vuelto, todos vuelven en Cristo. Y todos han vuelto en la persona de ese hijo pródigo. ¿Sabes cómo encontraron al Padre? Descubrieron que no había cambiado en absoluto, a pesar de los insultos, los agravios y los vecinos que se compadecían de él y le decían: «Ah, ¿no es terrible la forma en que ese chico trataba a su pobre padre?».

A su padre lo humillaron, avergonzaron, apenaron, afligieron y le rompieron el corazón, pero cuando el hijo regresó, no había cambiado en absoluto.

Jesús nos decía: «Ustedes se fueron en Adán, pero vuelven en Cristo. Y cuando vuelvan, encontrarán que el Padre no ha cambiado. Él es el mismo Padre que era cuando todos ustedes se marcharon, cada uno por su camino. Sin embargo, cuando vuelvan en Jesucristo, lo encontrarán exactamente igual a como lo dejaron, sin cambios». Y el Padre corrió, lo abrazó y lo recibió, le puso una túnica y un anillo, y dijo: «Este mi hijo muerto era, y ha revivido» (15:24). Esta es la gracia de Dios. ¿No vale la pena creer, predicar, enseñar y cantar acerca de ella mientras permanezca este mundo?

Hay una maravillosa estabilidad en esta verdad, Señor, que recibes a los pecadores en tus brazos. Estoy agradecido por tu misericordia y gracia. Amén.


Puedes seguirnos en WhatsApp, Instagram,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos