No olvides compartir ...

Por: Andrew Murray

Este artículo forma parte de la serie: «120 meditaciones de Andrew Murray«

«Les he puesto el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo he hecho con ustedes.» Juan 13:15

Jesucristo ciertamente nos pide a cada uno de nosotros que actuemos siempre exactamente como lo hemos visto actuar a él. Lo que ha hecho y lo que todavía hace cada día por nosotros, lo debemos hacer por otros. Él es nuestro ejemplo; cada uno de nosotros debe ser una copia e imagen del Maestro.

Cuando miramos a Jesús su obediencia a la voluntad del Padre, su amor manifestado en el sacrificio de sí mismo- vemos lo más maravilloso y glorioso que el cielo tiene para mostrar. En los mismos cielos no veremos nada más grande o más brillante. Con toda seguridad dicho ejemplo dado por Dios a fin de hacer la imitación atractiva y posible, debe movernos a la acción. ¿No es suficiente que conmueva todo lo que hay en nosotros con un celo santo y con una alegría inimaginable?

No es el recuerdo de lo que Jesús hizo una vez, sino la experiencia viva de lo que está haciendo ahora por mí lo que me da el poder de actuar como él. Su amor tiene que ser una realidad presente, el flujo de una vida y un poder con los cuales puedo amarlo. Es solamente por el Espíritu Santo que me doy cuenta de lo que Jesús está haciendo por mí, y la manera en que lo hace. Sólo por el poder del Espíritu es posible hacer por otros lo que él está haciendo por mí.

Reflexión: Ore porque el amor y el poder de Jesús lo llenen y lo capaciten para amar a otros de la manera que lo ama a usted.

*Andrew Murray fue un escritor, maestro y pastor cristiano sudafricano. Murray consideraba que las misiones eran «el fin principal de la iglesia».



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos