No olvides compartir ...

La Masonería, la Estrella del Este y otras organizaciones «secretas» similares parecen ser reuniones de confraternidad inofensivas. Muchas de ellas aparentemente promueven la creencia en Dios. Sin embargo, la Masonería, que a veces también se denomina el Arte, no tiene en mente creer en el único Dios verdadero; por el contrario, cada hombre debe «actuar con valor, fidelidad y devoción a su Dios» (www.freemason.com/master-mason, consultado el 15/11/22, énfasis añadido). La masonería enseña la existencia de un «Ser Supremo», sea quien sea: el dios del islam, del hinduismo o de cualquier otra religión. Las creencias antibíblicas de la masonería están parcialmente ocultas por una supuesta compatibilidad con la fe cristiana. Lo siguiente es una comparación de lo que dice la Biblia con lo que enseña la masonería:

La Salvación del Pecado:
El punto de vista bíblico: Jesús llegó a ser el sacrificio del pecador ante Dios cuando derramó Su sangre y murió como pago por los pecados de todos los que creen (Efesios 2:8-9; Romanos 5:8; Juan 3:16).

Masonería: El proceso mismo de unirse a una logia requiere que los aprendices ignoren la exclusividad de Jesucristo como Señor y Salvador. La masonería se enfoca en las buenas obras para lograr la superación personal: «Al regresar a la logia, presenciar los grados y convertirse en parte activa de la comunidad masónica, un hombre puede convertirse en un mejor hombre» (ibid., consultado el 15/11/22).

La Opinión de la Biblia:
El punto de vista bíblico: La Biblia es la Palabra de Dios (2 Timoteo 3:16; 1 Tesalonicenses 2:13). Es inspirada por Dios y tiene autoridad en todas las áreas de la vida.

Masonería: La Biblia es sólo uno de los siete Volúmenes de Ley Sagrada (VLS) que se usan comúnmente, y todos ellos se consideran igualmente importantes: «El Libro Sagrado de cualquier religión puede usarse como VLS, siempre que enseñe y sus adherentes crean en un Ser Supremo» (https://grandlodgeofiowa.org/docs/Freemasonry_Religion/VolumeofSacredLaworiginal.pdf, consultado el 15/11/22). La Biblia es un libro importante, pero sólo en lo que respecta a los miembros que dicen ser cristianos. La Biblia no se considera la Palabra exclusiva de Dios ni la única revelación que Dios hace de sí mismo.

La doctrina de Dios:
El punto de vista bíblico: Sólo hay un Dios. Adorar a otros dioses o invocar a otras deidades es idolatría (Éxodo 20:3). Pablo habló de la idolatría como un pecado atroz (1 Corintios 10:14), y Juan dijo que los idólatras perecerán en el infierno (Apocalipsis 21:8).

Masonería: Todos los miembros deben creer en una deidad. Las diferentes religiones reconocen al mismo Dios, pero le dan nombres diferentes. La masonería acepta a personas de todas las religiones. Aunque utilicen diferentes nombres para el «Innombrable de los cien nombres», están orando al único Dios y Padre de todos. Manly Hall, masón de grado 33, escribió: «El verdadero masón no está atado a ningún credo. Se da cuenta, con la iluminación divina de su logia, que como masón su religión debe ser universal: Cristo, Buda o Mahoma, el nombre significa poco, porque él sólo reconoce la luz y no al portador» (The Lost Keys of Freemasonry / Las llaves perdidas de la masonería), p. 65, citado por Wise, R., https://probe.org/freemasonry-and-the-christian-church/, consultado el 15/11/22).

La doctrina de Jesús y la Trinidad:
El punto de vista bíblico: Jesús es Dios en forma humana (Mateo 1:18-24; Juan 1:1). Jesús es la Segunda Persona de la Trinidad (Mateo 28:19; Marcos 1:9-11). Es completamente humano (Marcos 4:38; Mateo 4:2) y completamente divino (Juan 1:1-2, 14; 20:28; Hechos 4:10-12). Los cristianos deben orar en el nombre de Jesús y proclamarlo ante los demás (Juan 14:13-14; 1 Juan 2:23; Hechos 4:18-20).

Masonería: No hay exclusividad en Jesucristo ni en el Dios Trino que es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. A Jesús se le iguala a personas en las religiones paganas: «Los hindúes lo llamaban Krishna; los chinos, Kioun-tse; los persas, Sosiosch; los caldeos, Dhouvanai; los egipcios, Horus; Platón, Amor; los escandinavos, Balder; los cristianos, Jesús; los masones, Hiram» (The Kentucky Monitor, 1946, pp. XIV-XV, citado por www.emfj.org/salvat.htm, consultado el 15/11/22).

La naturaleza humana y el pecado:
El punto de vista bíblico: Todos los seres humanos nacen con una naturaleza pecaminosa y necesitan un Salvador del pecado (Romanos 3:23; 5:12, Salmo 51:5; Efesios 2:1). A causa de la caída, la humanidad no tiene en sí misma capacidad para la perfección moral (1 Juan 1:8-10; Romanos 1:18-25).

Masonería: Mediante símbolos y emblemas, los masones enseñan que el hombre no es pecador, sino que está en un proceso de autosuperación. Como dijo el Diputado Gran Maestre R. W. Donald Gardner Hicks, Jr. «La lección que enseñamos es que el Ashler Áspero [una piedra cortada en bruto] nos representa a nosotros mismos como personas rudas e imperfectas por naturaleza, pero que el Ashler Perfecto [una piedra con lados lisos y bordes cuadrados] es ese estado de perfección en el que esperamos obtener, mediante una educación virtuosa, nuestros propios esfuerzos y la bendición de Dios» («Masonry: Faith, Hope and Charity», Proceedings, pp. 2004-94). El ser humano posee la capacidad de pasar de la imperfección a la perfección total.

Cuando un cristiano hace el juramento de la masonería, está jurando las siguientes doctrinas que Dios ha declarado falsas:
1. La salvación se puede obtener por las buenas obras del hombre.
2. Jesús es sólo uno de muchos profetas igualmente sabios.
3. Se encamina a la logia en la oscuridad espiritual y la ignorancia (la Biblia dice que los cristianos son hijos de la luz).
4. El Gran (o Gran) Arquitecto del Universo (GAOTU – por sus siglas en inglés) es representante de todos los dioses en todas las religiones.

Al hacer el juramento masónico y participar en los rituales de la logia, los cristianos están propagando un evangelio falso. Incluso si el masón cristiano conoce la verdad y cree en Cristo, otros miembros de la logia están confiando en el plan de salvación de la masonería para llegar al cielo. Al ser miembro de una organización sincretista, el cristiano ha comprometido seriamente su testimonio.

La masonería contradice la clara enseñanza de las Escrituras en muchos temas. Por consiguiente, un cristiano no debe ser miembro de ninguna organización que tenga alguna conexión con la masonería.

Para más información, recomendamos los recursos disponibles de Ex-Masones por Jesús.

Publicado originalmente aquí


Siga leyendo …

También puedes seguirnos en Instagram,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. Además puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos