No olvides compartir ...

Por: A. W. Pink

Este artículo forma parte de la serie «La seguridad eterna»

Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza. Efesios 6:10

«Fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza». A primera vista parece ser una repetición innecesaria; pero no es así. Un soldado no solo necesita fuerza física; sino que también necesita valor, y es lo que vemos en el verso 10. «Fortaleceos»: en la fe, en la esperanza, en la sabiduría, en la paciencia, en cada gracia cristiana. Ser fuerte en la gracia es ser débil en el pecado.

Es vital que recordemos que necesitamos renovar diariamente nuestra fuerza y valor. Fortalecerse en el Señor es buscar Su fuerza al inicio de cada día. Dios no nos da fuerza al por mayor, Él no nos dará fuerza el lunes en la mañana para que nos dure toda la semana. No, nuestras fuerzas deben ser renovadas y tienen que ser extraídas del Señor por medio de actos de fe, apropiándose de Su plenitud.

*A.W. PinkFue un teólogo, evangelista, predicador, misionero, escritor y erudito bíblico inglés, conocido por su firme postura calvinista y su gusto por las enseñanzas de las doctrinas puritanas

Siga leyendo …


Puedes seguirnos en WhatsAppInstagram,Messenger,FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos