No olvides compartir ...

Por: Charles Stanley

«Por tanto, mi pueblo sabrá mi nombre por esta causa en aquel día; porque yo mismo que hablo, he aquí estaré presente». ISAÍAS 52.6

A veces la cuestión persistente que continúa acosando su alma es: ¿cómo puedo saber con seguridad que he oído correctamente a Dios? Usted puede confiar en que el Padre le mostrará su voluntad. Así que durante la oración y el tiempo que pasa en la Palabra de Dios, haga las siguientes preguntas:

Señor, ¿es consistente con las Escrituras lo que he oído? Por favor, muéstrame tu voluntad con claridad por medio de tu Palabra.

Jesús, ¿encaja esto en tu plan general para mi vida?

Dios, ¿es una paz genuina esta que tengo en mi espíritu o estoy pasando por alto algo que tú deseas mostrarme?

Padre, ¿estoy honrándote, obedeciéndote y glorificándote al perseguir esto?

Si el asunto causa división entre usted y el Salvador, ya sabe que no es su voluntad. Así que continúe escuchando al Señor con cuidado y no ignore sus acicates. No permita que la duda, el temor o el pecado le impidan obedecerle. En lugar de eso, continúe buscando su rostro hasta que tenga la confianza absoluta de que ha oído su voz.

Padre, guíame con claridad, poderosa e irresistiblemente a hacer tu voluntad. Por favor, ayúdame a complacerte con mi vida. Amén.


Siga leyendo …

También puedes seguirnos en Instagram,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. Además puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos