No olvides compartir ...

Por: Charles Stanley

«La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo». JUAN 14.27

Si usted se concentra en lo que puede lograr en lugar de en el poder de Dios, su vida se caracterizará por la derrota y la frustración, en lugar de por la victoria, la paz y el gozo. Tal vez se sienta desalentado en este momento. Tal vez se haya sentido desilusionado por circunstancias que no puede manejar y sueños postergados. Sin embargo, esto es un indicador seguro de que usted está apoyándose en el cimiento errado para su esperanza y seguridad.

Hay solo una fuente de paz verdadera, y es el Señor Dios Todopoderoso, que sustenta el universo entero. La tranquilidad del alma que el Señor da no depende de las circunstancias, sino de su relación personal con Él y su fe en su poder, sabiduría y amor perfectos.

Así que, hoy y todos los días, usted tiene una alternativa. Puede concentrarse en sus limitados recursos y circunstancias negativas, o puede escoger confiar en Dios. Ríndase en cada momento al Señor porque al enfocar su mirada en el Padre podrá enfrentar todos los días con la paz indescriptible que Él da.

Señor Dios, escojo enfocarme en tu sabiduría, poder y amor en lugar de en mis circunstancias. Gracias por ser mi paz. Amén.

Siga leyendo …


Puedes seguirnos en WhatsAppInstagram,Messenger,FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos