No olvides compartir ...

Por: Teología Sana.

Las oraciones a María, la madre de Jesús, son una práctica común en la Iglesia Católica. A continuación, exploramos seis razones por las cuales no se debe orar a María.

1. Exclusividad de Cristo como Mediador

Una de las principales razones para no orar a María es que creemos en la exclusividad de Jesucristo como mediador entre Dios y los hombres. Este principio se basa en el versículo de 1 Timoteo 2:5, que dice: «Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.» Este versículo implica que solo Jesús tiene la autoridad y capacidad de interceder ante Dios en nombre de los seres humanos, excluyendo a cualquier otro, incluida María.

2. Ausencia de Mandato Bíblico

Otra razón significativa es la falta de un mandato bíblico explícito para orar a María. La Biblia contiene numerosas oraciones dirigidas a Dios Padre y a Jesús, pero no hay ejemplos ni instrucciones que indiquen que los creyentes deben orar a María o algún otro santo. Esta ausencia es una aplastante indicación de que tal práctica no es necesaria ni recomendada.

3. Práctica de la Iglesia Primitiva

Los primeros cristianos, según los registros históricos y los escritos del Nuevo Testamento, no practicaban la oración a María. Las oraciones y actos de adoración en la Iglesia primitiva se centraban exclusivamente en Dios y en Jesús. La oración a María se desarrolló más tarde en la historia del cristianismo, lo cual demuestra que no es una práctica apostólica ni original del cristianismo.

4. Atribución de Características Divinas

Orar a María implica atribuirle características divinas que solo pertenecen a Dios, como la omnisciencia (conocimiento total) y la omnipresencia (presencia en todas partes). Para responder a las oraciones de millones de personas simultáneamente, María necesitaría poseer estas cualidades divinas las cuales son exclusivas de Dios.

5. Riesgo de Idolatría

Existe una preocupación de que la oración a María pueda conducir a una forma de idolatría, donde se le rinde culto o se le da una devoción que debe estar reservada solo a Dios. La idolatría es fuertemente condenada en la Biblia, y la adoración a María es un desvío del enfoque exclusivo en Dios.

6. Enfoque en Dios

Finalmente, la Biblia enseña que  la oración debe centrarse únicamente en Dios y en fortalecer la relación personal con Él, sin intermediarios adicionales. Creemos que, a través de Jesucristo, es plenamente accesible y que añadir otros intermediarios puede distraer de una relación directa y personal con Dios.

Siga leyendo …

Puedes seguirnos en WhatsApp, Instagram,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos