No olvides compartir ...

Por: Tim Challies

Este artículo forma parte de la serie: ¿Quiénes fueron los puritanos?

Una breve mirada a un hombre que representó y extendió el puritanismo en el siglo dieciocho.

Puede que Thomas Boston no cuente técnicamente como un puritano en la mente de algunos, ya sea porque era escocés o porque vivió la mayor parte de su vida en el siglo dieciocho. Sin embargo, J. I. Packer lo incluye en su libro Puritan Portraits [Retratos de los puritanos] y lo describe como uno de los que, junto con Jonathan Edwards en América, “representa más brillantemente la prolongación en el siglo dieciocho del puritanismo puro” (p. 106). Fue un “heredero y defensor de la teología puritana y del pensamiento reformado que siguió después de ella”. 

Boston nació en Duns, Escocia, en 1676, hijo de buenos padres presbiterianos. En una ocasión, siendo aun niño, acompañó a su padre a la cárcel debido a que su padre no se conformaba con la iglesia establecida. La propia conversión de Boston a Cristo tuvo lugar a la temprana edad de 11 años, mientras escuchaba  la predicación de Henry Erskine.

A la edad de 22 años, Thomas Boston ya era un predicador con licencia en la Iglesia de Escocia y también un prolífico escritor. En 1707, asumió el pastorado en la ciudad de Ettrick, al sur de Escocia, donde permanecería hasta su muerte en 1732, a la edad de 56 años.

Contribución única 

Lo más notable de Boston es la particular combinación de numerosas virtudes en un solo hombre. Packer nos ayuda de nuevo a comprender su importancia al describirlo como alguien que poseía 

… un dominio asombroso del texto y de la enseñanza de la Biblia; un conocimiento profundo del corazón humano; gran minuciosidad y claridad en la exposición; gran habilidad para examinar la conciencia; y un sentido profundo de la maravilla y la gloria de la gracia de Dios en Cristo para pecadores tan perversos como nosotros (p. 117). 

En otro lugar escribe que “así como Boston tenía un espíritu sensible, también tenía una mente de primera clase, una memoria respetable y habilidad con las palabras”. Jonathan Edwards también lo tenía en alta estima, llamándolo “un verdadero gran divino”.

Obras más importantes 

El arte de pescar hombres. Notablemente escrito cuando Boston tenía solo 22 años, representa de manera elocuente la comprensión puritana del evangelismo, lo que Cristo quiso decir cuando habló de pescar hombres, y cómo podemos seguirlo en esa labor.

  • The Crook in the Lot [El ladrón en el lote]. Derivado de siete sermones que predicó durante un período de gran dolor en su propia vida, este libro contiene las meditaciones de Boston sobre la soberanía y la sabiduría de Dios al poner espinas en tu costado (o, como dice el título, ladrones en el lote de tu vida).
  • Repentance [Arrepentimiento]. En este libro, Boston “entrelaza las exposiciones … sobre la necesidad, la naturaleza y la urgencia del arrepentimiento, y la locura de ignorar o posponer esta cuestión de vida o muerte”.

Este artículo se publicó originalmente en Challies.

*Tim Challies es uno de los blogueros cristianos más leídos en los Estados Unidos y cuyo BLOG ( challies.com ) ha publicado contenido de sana doctrina por más de 7000 días consecutivos. Tim es esposo de Aileen, padre de dos niñas adolescentes y un hijo que espera en el cielo. Adora y sirve como pastor en la Iglesia Grace Fellowship en Toronto, Ontario, donde principalmente trabaja con mentoría y discipulado.


Siga leyendo …


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos