No olvides compartir ...

Un cuerpo regional de la Iglesia Metodista Unida, que cuenta con alrededor de 1 millón de fieles, ha votado a favor de separarse de la denominación principal debido a su postura sobre el matrimonio y el clero homosexual.

La Conferencia de Costa de Marfil, ubicada en África Occidental, tomó esta decisión al comienzo de la semana después de que la denominación eliminara las restricciones contra la bendición de uniones entre personas del mismo sexo y la ordenación de clérigos en relaciones homosexuales de su Libro de Disciplina.

Siendo uno de los cuerpos regionales más grandes dentro de la denominación mundial, según UM News, la conferencia argumentó que la nueva dirección de la Iglesia Metodista Unida ha socavado su integridad al adoptar posturas que, según ellos, priorizan la aceptación LGBT sobre la doctrina tradicional.

Mark Tooley, líder del Instituto sobre Religión y Democracia, una organización conservadora que sigue de cerca los eventos en la UMC, comentó a The Christian Post que la decisión de la conferencia de Costa de Marfil es alentadora, ya que demuestra una prioridad por la ortodoxia sobre los lazos con la iglesia estadounidense.

Tooley también sugirió que la conferencia podría preferir mantener su independencia, como lo hacía antes de 2004, en lugar de unirse a la nueva denominación conservadora, la Iglesia Metodista Global.

Más noticias

Puedes seguirnos en WhatsApp, Instagram,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos