No olvides compartir ...

RECIBE MATERIALES DE A.W. TOZER EN TU MESSENGER, para recibir materiales, CLICK AQUÍ.

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Mi búsqueda diaria«

Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen. Porque él conoce nuestra condición; se acuerda de que somos polvo. SALMOS 103:13-14

Cuando Jesús les dijo por primera vez a sus discípulos que pronto moriría en la cruz, todos se opusieron a la idea. Por supuesto, Pedro fue quien alzó más la voz. No, Señor, no puede ser, dijo Pedro. El resto de los discípulos asentía, de acuerdo con lo que decía Pedro.

Pero a pesar de todas sus objeciones, Jesús fue a la cruz y murió. Si no hubiera muerto, ellos no podrían haber tenido vida. En ese momento no entendían esa verdad, pero más tarde, después de Pentecostés, la entendieron. Y cuando la comprendieron, por primera vez empezaron a vivir de verdad.

La misericordia fue compasiva en la única forma en que podía serlo entonces: con la muerte. De modo que Cristo Jesús, nuestro Señor, murió en la cruz, porque nos amó y se compadeció de nosotros, como un padre se compadece de sus hijos.

Una de las verdades básicas que provienen de ello es que los que recibimos misericordia debemos ser misericordiosos. Y tenemos que orar para que Dios nos ayude a serlo. Esa misericordia solo puede alcanzarnos por la expiación, pero la buena noticia es que ya la tenemos. La misericordia nos es posible gracias a la expiación.

Protección prometes a tus hijos

Porque son tesoro para ti;

Hallo en ti constante regocijo,

Sé que tú velas por mí.

CAROLINA V. SANDELL BERG (1832-1903)

Amado Señor Jesús, tu muerte se ve como tragedia hasta que llego al otro lado de la cruz. Hoy puedo vivir por ti porque tú moriste ayer por mí. ¡Alabado sea el Señor! ¡Amén!


Puedes seguirnos en WhatsAppInstagram,Messenger,FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos