No olvides compartir ...

Por: John MacArthur

Este artículo forma parte de la serie: «Devocional Acércate a Dios«

«[Dios exaltó a Cristo] sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies» (Efesios 1:21-22).

¡Ahora y para siempre, Cristo es supremo!

Hemos visto que Cristo tiene un nombre exaltado y una posición de

autoridad exaltada. En los versículos 21-22 Pablo elabora sobre el alcance de la autoridad de Cristo, que está «sobre todo principado y autoridad y poder y señorío».

«Principado y autoridad y poder y señorío» son designaciones para seres angelicales, ya sean buenos o malos (Efesios 6:12; Colosenses 1:16). En su encarnación, Cristo fue hecho un poco menor que los ángeles, para que sufriera la muerte en nuestro lugar (Hebreos 2:9). Ahora Cristo es «superior a los ángeles, [por] cuanto heredó más excelente nombre que ellos» (Hebreos 1:4), y el Padre ordena a todos los ángeles que adoren al Hijo (v. 6).

Sin embargo, el gobierno de Cristo se extiende mucho más allá de los seres angelicales. En Efesios 1:21 la frase «todo nombre que se nombra» es una referencia general a cualquier forma de autoridad, ya sea angelical o humana, eterna o temporal. Ahora y siempre ¡Cristo es supremo! En última instancia, toda rodilla se inclinará ante Él, y toda lengua confesará que Él es el Señor (Filipenses 2:10-11).

Las implicaciones de esa verdad son asombrosas. Por ejemplo, Cristo precede la Gran Comisión de Mateo 28:19-20, la médula de la evangelización cristiana y el discipulado, con esta significativa declaración: «Toda potestad [autoridad] me es dada en el cielo y en la tierra».

En definitiva, tus esfuerzos de evangelización y discipulado darán fruto porque están respaldados por la autoridad de Cristo mismo. ¿Te anima eso a aprovechar cada oportunidad que se te presente para hablar de Cristo y de su Palabra a los demás? ¡Debería!

Sé fiel hoy, percátate de que representas a aquel en quien yace toda autoridad. Nada puede frustrar sus propósitos.

Sugerencias para la oración: Pídele al Espíritu Santo que te dirija a un alma

perdida o a alguien que puedas alentar con la Palabra. Sé sensible a lo que el Señor te inste.

Para un estudio más profundo: Lee Colosenses 1:15-23. ¿Cuál fue el papel de Cristo en la creación (vv. 15-17)? ¿Cuál es el papel de Él en la iglesia (v. 18)? ¿En la salvación (v. 22)? ¿Qué lugar le has dado al Señor en tu vida?


Puedes seguirnos en WhatsApp,Messenger,FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos