No olvides compartir ...

Este artículo forma parte de la serie: Versículos bíblicos por temas.

JUAN 12:26
Quien quiera servirme, debe seguirme; y donde yo esté, allí también estará mi siervo. A quien me sirva, mi Padre lo honrará.

JUAN 10:27
Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen.

JUAN 8:12
Una vez más Jesús se dirigió a la gente, y les dijo:
—Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

JOB 36:11
Si ellos le obedecen y le sirven, pasan el resto de su vida en prosperidad, pasan felices los años que les quedan.

JUAN 14:21
¿Quién es el que me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y yo también lo amaré y me manifestaré a él.

JUAN 8:31
Jesús se dirigió entonces a los judíos que habían creído en él, y les dijo:
—Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos.

JUAN 15:8
Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos.

JUAN 13:35
De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros.

2 TIMOTEO 4:1 – 2
En presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de venir en su reino y que juzgará a los vivos y a los muertos, te doy este solemne encargo: Predica la Palabra; persiste en hacerlo, sea o no sea oportuno; corrige, reprende y anima con mucha paciencia, sin dejar de enseñar.



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos