No olvides compartir ...

Por: Charles Stanley

Cambia la tempestad en sosiego… Luego se alegran, porque se apaciguaron; Y así los guía al puerto que deseaban. SALMOS 107.29–30

Los deseos y las metas que Dios ha puesto en su corazón pueden parecer extremadamente distantes. Sin embargo, su Padre celestial tiene la sabiduría y el poder necesarios para llevarle a su destino. Él conoce la manera mejor y más eficaz de conducirle por la senda que lo preparará perfectamente para lo que le espera por delante. No, tal vez no sea el camino que usted hubiera escogido por sí mismo, pero tenga la seguridad de que no hay plan más maravilloso o impactante para su vida que aquel que Dios ha creado para usted.

Algunos dejan de seguir a Dios porque tienen miedo de las tormentas de adversidad que surgen. Sin embargo, esas dificultades son necesarias para que el Padre llegue a los lugares más profundos de su alma y le desarrolle hasta alcanzar su pleno potencial. Él lo hace, no para hacerle daño, sino para hacerle madurar. No como una forma de limitarle, sino de mostrarle lo que es posible y prepararle para sus asombrosos propósitos.

Así que aférrese a Él y confíe en su dirección. Tenga la seguridad absoluta de que Él le llevará a su puerto deseado.

Señor, tú eres mi Comandante fiel, que siempre me diriges perfectamente. Ayúdame a confiar más en ti. Amén

Siga leyendo …

Puedes seguirnos en WhatsApp,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos