No olvides compartir ...

Por: Norman Geisler.

Este artículo forma parte de la serie: «Enigmas y supuestas “Contradicciones” Bíblicas»

ÉXODO 23:19 – ¿Por qué se prohíbe guisar a un cabrito en la leche de su madre?

PROBLEMA: Este versículo ordena: «No guisarás a un cabrito en la leche de su madre». ¿Qué significa esto y por qué se les ordenó a los israelitas que no lo hicieran?

SOLUCIÓN: Aquí hay dos preguntas diferentes, y deben ser separadas. Primero, ¿qué significa este pasaje? Segundo, ¿por qué se oponía Dios a que se hiciera esto? La respuesta a la primera pregunta es fácil. Cada una de las palabras de la frase es clara. Los israelitas sabían exactamente qué hacer. No se suponía que cocieran un cabrito en la leche de su madre. Así que no había absolutamente ningún problema en su conocimiento de lo que Dios no quería que hicieran.

El verdadero problema es por qué prohibió Dios esto. Los comentaristas han ofrecido muchas razones posibles.

1. Porque era una práctica idólatra.

2. Porque era una práctica mágica (oculta) para tratar de hacer la tierra más productiva.

3. Porque era una crueldad destruir a un cabrito en la misma leche que lo alimentaba.

4. Porque la leche y la carne son difíciles de digerir.

5. Porque demuestra desprecio por la relación madre-hijo.

6. Porque profanaría simbólicamente la fiesta de la cosecha.

7. Porque Dios quería que cocinaran con aceite de oliva, no mantequilla.

8. Porque sería una lujuria, un acto epicurismo.

La verdad es que no sabemos con certeza por qué Dios dio esta orden. Pero en realidad no importa, pues los israelitas sabían exactamente lo que no debían hacer, aunque no comprendieran plenamente por qué. Así, pues, aunque hay un problema de interpretación del propósito del pasaje, no hay ningún problema en la interpretación de su significado. Significa exactamente lo que dice.


Puedes seguirnos en WhatsApp,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos