No olvides compartir ...

Por: A. W. Pink

Si el cristiano quiere encontrar a Cristo y tener comunión con Él no solamente debe separarse de toda intimidad con el mundo profano, sino también debe dar la espalda a cada sección del mundo religioso que no le otorgue a Cristo la preeminencia. Eso es lo que se significa el negarse a sí mismo y llevar «su vituperio».

Nuestra disposición a hacer eso dependerá de qué tanto lo estimemos a Él. Internamente, esto tiene que ver con la actividad de los afectos, el deleite en Él, de tal manera que Él es el objeto de sus deseos y expectativas. Esto connota el ejercicio de sus gracias hacia Cristo, de tal manera que toda el alma va en búsqueda de Él, de la misma manera que David:

Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová (Salmo 27:4)

No puede haber satisfacción del alma al mirar Sus excelencias a menos que haya un profundo deseo y una búsqueda diligente por Él, lo cual es transmitido en las palabras: «salieron a recibir al esposo».

Tomado de «Cristianismo práctico» de A. W. Pink. 

*A.W. PinkFue un teólogo, evangelista, predicador, misionero, escritor y erudito bíblico inglés, conocido por su firme postura calvinista y su gusto por las enseñanzas de las doctrinas puritanas


Puedes seguirnos en  ,Messenger,FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos