No olvides compartir ...

Por: Teología Sana.

En la crianza de los niños, es fundamental tener cuidado con las palabras que utilizamos, ya que estas tienen un impacto profundo en su desarrollo emocional, espiritual y mental. Como padres cristianos evangélicos, es importante recordar que la Palabra de Dios nos guía en la forma en que debemos comunicarnos con nuestros hijos. A través de este artículo, exploraremos 10 cosas que jamás deberíamos decirle a un niño según los principios bíblicos.

1. «Eres un error»: Cada niño es una bendición de Dios y ha sido creado a imagen y semejanza de Él. Decirle a un niño que es un error puede causar heridas emocionales profundas que pueden afectarle muy seriamente. Salmo 127:3 – «He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre.»

2. «Nunca serás lo suficientemente bueno»: En Cristo, nuestros hijos encuentran su fortaleza y valía. Debemos recordarles que con la ayuda de Dios, pueden lograr cualquier cosa que sea la voluntad de Dios y que su valía no depende de logros terrenales, sino de su identidad en Cristo. Jeremías 29:11 – «Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.»

3. «Eres un fracaso»: Nuestros hijos deben saber que el fracaso no define quiénes son. En la Biblia, vemos cómo Dios restaura a aquellos que han fallado y los usa para su gloria. Debemos enseñarles a levantarse y seguir adelante con fe confiando en la bondad de nuestro Señor.

4. «No te quiero»: El amor de Dios es incondicional y debemos reflejarlo en nuestro amor hacia nuestros hijos. Recordémosles que son amados por Dios y por nosotros, independientemente de sus acciones.

5. «Eres una carga» Jesús nos enseñó a acoger a los niños y a no impedir que se acerquen a Él. Debemos recordar que nuestros hijos son un regalo de Dios y no una carga, sino una bendición. Mateo 19:14 – «Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.»

6. «No vales la pena»: Cada vida es valiosa a los ojos de Dios. Recordémosle a nuestros hijos que han sido creados con un propósito divino y que son amados por su Creador.

7. «No confío en ti»: Enseñemos a nuestros hijos la importancia de la confianza en Dios y en los demás. Fomentemos un ambiente de confianza mutua y apoyo, recordándoles la importancia de ser honestos y humildes.

8. «Eres un desastre»: En Cristo, nuestras imperfecciones son transformadas en su perfección. Enseñemos a nuestros hijos que en Él encuentran redención y restauración, y que son amados por nosotros a pesar de sus fallas.

9. «No eres digno de amor»: Dios nos amó primero, incluso cuando éramos pecadores. Enseñemos a nuestros hijos sobre el amor incondicional de Dios y que Él está dispuesto a perdonar sus pecados.

10. «No importas»: Cada persona es valiosa a los ojos de Dios. Enseñemos a nuestros hijos que son importantes para Dios y para nosotros, y que tienen un propósito único en esta vida.

En la crianza de los niños, nuestras palabras tienen un impacto duradero. Como padres, recordemos siempre reflejar el amor, la gracia y la verdad de Cristo en nuestra comunicación con los más pequeños. Sigamos el ejemplo de Jesús, quien acogió a los niños y los amó incondicionalmente, enseñándoles a través de nuestras palabras y acciones el amor de Dios.

Que nuestras palabras edifiquen, animen y corrijan con amor, recordando siempre que nuestros hijos son un regalo de Dios y que nuestra labor como padres es guiarlos en el camino de la verdad y el amor de Cristo. ¡Que nuestras palabras reflejen siempre el amor de Dios hacia nuestros hijos!


Puedes seguirnos en , Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...
Un comentario en «10 cosas que jamás deberías decirle a un niño»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos