No olvides compartir ...

Por: Gary Chapman.

Este artículo forma parte de la serie «Devocionales para matrimonios«

Sométanse unos a otros por reverencia a Cristo. Para las esposas, eso significa: sométase cada una a su marido como al Señor. . . . Para los maridos, eso significa: ame cada uno a su esposa tal como Cristo amó a la iglesia. Él entregó su vida por ella. EFESIOS 5:21-22, 25

Muchas esposas tiemblan cuando escuchan que el pastor dice: “Abran sus Biblias en Efesios 5:22.” Saben que ese es el versículo que dice: “Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor” (NVI). Pero usted no conoce a mi esposo, piensan. A veces imagino que Dios responde: Pero tú no entiendes lo que es la sumisión. Someterse no es un mandamiento que se aplica solo a las mujeres. De hecho, Efesios 5:21 nos ordena someternos unos a otros por amor a Cristo.

Tanto el mandato de amar, dado a los maridos, como el de sumisión, dado a las esposas, exigen una actitud de servicio. La sumisión no significa que la esposa deba ser siempre la que da. Al esposo se le dice que debe dar la vida por su esposa. Tampoco significa que ella no pueda expresar lo que piensa. La meta de las instrucciones de Pablo es la unidad, lo cual requiere que ambos tengan una actitud de servicio.

Padre, entiendo que nos has dado a mi cónyuge y a mí tareas igualmente desafiantes. Necesitamos tu ayuda para llevarlas a cabo. Por favor ayúdanos a darnos amor y a servirnos el uno al otro, como a ti te gustaría que lo hiciéramos.

*Gary Chapman, Está casado con Karolyn J.Chapman y tiene dos hijos adultos. Se licenció en el Moody Bible Institute en artes, y tiene una licenciatura en antropología por la Wheaton College. 


Puedes seguirnos en ,Messenger,FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos