No olvides compartir ...

Este artículo forma parte de la serie: Versículos bíblicos por temas.

FILIPENSES 4:11 – 12
No digo esto porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre. Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez.

PROVERBIOS 19:23
El temor del SEÑOR conduce a la vida; da un sueño tranquilo y evita los problemas.

1 TIMOTEO 6:6
Es cierto que con la verdadera religión se obtienen grandes ganancias, pero sólo si uno está satisfecho con lo que tiene.

HEBREOS 13:5
Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré.»

JOB 1:21
Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo he de partir. El SEÑOR ha dado; el SEÑOR ha quitado. ¡Bendito sea el nombre del SEÑOR!

1 TIMOTEO 6:8
Si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso.

SALMO 16:2
Yo le he dicho al SEÑOR: «Mi SEÑOR eres tú. Fuera de ti, no poseo bien alguno.»

PROVERBIOS 15:15
Para el afligido todos los días son malos; para el que es feliz siempre es día de fiesta.

LUCAS 3:11 – 14
—El que tiene dos camisas debe compartir con el que no tiene ninguna —les contestó Juan—, y el que tiene comida debe hacer lo mismo.
Llegaron también unos recaudadores de impuestos para que los bautizara.
—Maestro, ¿qué debemos hacer nosotros? —le preguntaron.
—No cobren más de lo debido —les respondió.
—Y nosotros, ¿qué debemos hacer? —le preguntaron unos soldados.
—No extorsionen a nadie ni hagan denuncias falsas; más bien confórmense con lo que les pagan.



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos