No olvides compartir ...

Por: Gary Chapman.

Este artículo forma parte de la serie «Devocionales para matrimonios«

El SEÑOR Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo. Haré una ayuda ideal para él”. GÉNESIS 2:18

La idea bíblica de que el marido es cabeza de la mujer ha sido uno de los conceptos más tergiversados de la Biblia. Los maridos cristianos, con terquedad, han hecho toda clase de exigencias necias a sus esposas alegando la autoridad de que “la Biblia lo dice.” Ser cabeza no le da al marido el derecho de tomar todas las decisiones e informarle a la esposa lo que se va a hacer.

Según Génesis 2:18, la esposa está llamada a ser de “ayuda.” Sin ella, el hombre estaría solo, algo que Dios dice claramente que no es bueno. Está claro que la ayuda de la mujer es necesaria y valiosa. Sin embargo, ¿cómo podría ser de ayuda si no se le da la oportunidad de compartir lo que piensa? El sabio rey Salomón escribió: “Es mejor ser dos que uno” (Eclesiastés 4:9). Esto sin duda se aplica a la hora de tomar decisiones. ¿Por qué querría un marido tomar una decisión solo, limitado por su propia sabiduría, cuando Dios le ha dado a alguien para que lo ayude?

Padre, gracias por el plan que estableciste para el matrimonio y por los valiosos roles que nos diste a cada uno. Ayúdame a entender esos roles y a desempeñar mi parte con amor y sabiduría.

*Gary Chapman, Está casado con Karolyn J.Chapman y tiene dos hijos adultos. Se licenció en el Moody Bible Institute en artes, y tiene una licenciatura en antropología por la Wheaton College. 

Siga leyendo …


Puedes seguirnos en ,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos