No olvides compartir ...

RECIBE MATERIALES DE A.W. TOZER EN TU MESSENGER, para recibir materiales, CLICK AQUÍ.

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Encuentros con el Dios Todopoderoso»

Ni se deja servir por manos humanas, como si necesitara de algo. Por el contrario, él es quien da a todos la vida, el aliento y todas las cosas. HECHOS 17:25

El amor es el principio de la buena voluntad. Los ángeles cantaron: «Buena voluntad para con los hombres» (Lucas 2:14). El amor siempre quiere el bien de su objeto y nunca le desea hacer daño. Si amas a alguien, lo amas de veras, querrás ser bueno con él y hacerle el bien. Nunca querrás que le ocurra ningún daño si puedes evitarlo.

Por eso Juan dice: «En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor» (1 Juan 4:18). Si sé que un hombre me ama, no le tengo miedo. Si no estoy seguro de que lo haga, puedo ser un poco cauteloso con él. El amor echa fuera el temor, pues cuando sabemos que somos amados, no tenemos temor. Quien tiene el amor perfecto de Dios, el miedo se va del universo por él […] Estoy en las manos de Dios. Y no apelo a los delegados ni a ningún otro ser humano, sino al Dios Altísimo. Dios es mi amigo por medio de Jesucristo y Él quiere que prospere. Por lo tanto, no tengo temor; me pongo en sus manos sin temor. El amor echa fuera el temor. El amor es el principio de la buena voluntad, y Dios quiere ser nuestro amigo.

Señor, no me necesitas, pero me amas y me eliges para ser tu hijo. No me lo merezco, pero lo acepto y agradezco tu generoso regalo de vida y amor. Amén.


Puedes seguirnos en ,Messenger,Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos