No olvides compartir ...

Por: Thomas Watson

Muchos vienen a la Palabra solo para halagar sus oídos. Les gusta la melodía de la música, la meliflua dulzura de la expresión, la novedad de la idea (cf. Hch. 17:21). Esto es amar el aderezo del plato más que la comida, desear ser complacido más que edificado; como la mujer que se pinta la cara, pero descuida la salud.

*Thomas Watson. Predicador Puritano inglés, del que se ignora su genealogía y la fecha de su nacimiento. Estudió con ahínco en el Emmanuel College de la Universidad de Cambridge, llamada la “Escuela de los Santos”, porque allí recibió su educación universitaria un número elevado de los llamados Puritanos, o teólogos evangélicos reformados del siglo XVII


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos