No olvides compartir ...

Este artículo forma parte de la serie: Versículos bíblicos por temas.

ISAÍAS 61:10
Me deleito mucho en el SEÑOR; me regocijo en mi Dios. Porque él me vistió con ropas de salvación y me cubrió con el manto de la justicia. Soy semejante a un novio que luce su diadema, o una novia adornada con sus joyas.

SALMO 30:11 – 12
Convertiste mi lamento en danza; me quitaste la ropa de luto y me vestiste de fiesta, para que te cante y te glorifique, y no me quede callado.
¡SEÑOR, mi Dios, siempre te daré gracias!

SALMO 149:3
Que alaben su nombre con danzas; que le canten salmos al son de la lira y el pandero.

ISAÍAS 12:6
¡Canta y grita de alegría, habitante de Sión; realmente es grande, en medio de ti, el Santo de Israel!

SOFONíAS 3:17
El SEÑOR tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos

ÉXODO 15:2
El SEÑOR es mi fuerza y mi cántico; él es mi salvación. Él es mi Dios, y lo alabaré; es el Dios de mi padre, y lo enalteceré.

SALMO 47:1 – 2
Aplaudan, pueblos todos; aclamen a Dios con gritos de alegría. ¡Cuán imponente es el SEÑOR Altísimo, el gran rey de toda la tierra!

ISAÍAS 65:18 – 19
Alégrense más bien, y regocíjense por siempre, por lo que estoy a punto de crear: Estoy por crear una Jerusalén feliz, un pueblo lleno de alegría. Me regocijaré por Jerusalén y me alegraré en mi pueblo; no volverán a oírse en ella voces de llanto ni gritos de clamor.



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos