No olvides compartir ...

RECIBE MATERIALES DE A.W. TOZER EN TU MESSENGER, para recibir materiales, CLICK AQUÍ.

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Encuentros con el Dios Todopoderoso»

En el principio tú afirmaste la tierra, y los cielos son la obra de tus manos. SALMO 102:25

Dios es la mismísima autoexistencia. Novaciano, el padre de la iglesia, dijo: «Dios no tiene origen». Solo esas cuatro palabras, «Dios no tiene origen», serían educativas para la persona promedio. Como ves, origen es una palabra para una criatura. Todo vino de alguna parte. Una de las preguntas que todos los niños hacen es: «¿De dónde vengo?» […]

Todo tiene un origen. Cuando escuchas cantar a un pájaro, sabes que una vez ese pájaro estuvo metido en un huevecillo. Vino de alguna parte; vino de un huevo. ¿De dónde vino el huevo? Vino de otro pajarito. Y ese pájaro vino de otro huevecillo, y ese huevo vino de otro pájaro, y así sucesivamente, hacia atrás, hacia atrás, hacia atrás al corazón de Dios, cuando Él dijo: «Haya lumbreras en la expansión de los cielos», «produzca la tierra» y «descúbrase lo seco», como dice en Génesis 1.

El origen es una palabra de la criatura. Los árboles tuvieron un origen, el espacio tuvo un origen, las montañas, los mares… todas las cosas tienen un origen. Sin embargo, cuando llegas hasta Dios, te encuentras con el Único que no tiene origen. Él es la Causa de todas las cosas, la Causa no causada.

Te adoro hoy, Señor, como el gran Creador, la Causa no causada detrás de mi propia existencia. Amén.

*A. W. Tozer fue un pastor cristiano estadounidense, predicador, escritor, editor de revista y conferenciante bíblico, lea la biografía de Tozer EN ESTE ENLACE.


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos