No olvides compartir ...

Por: Teología Sana

Como cristianos, es de vital importancia cuidar y proteger nuestro corazón de los pecados que pueden alejarnos de Dios y perjudicar nuestra relación con Él y con los demás. La Biblia nos ofrece sabiduría y guía para evitar caer en estas trampas. En este artículo, exploraremos ocho pecados comunes a los que debemos prestar especial atención.

1. Soberbia: La soberbia es un pecado que nos lleva a exaltarnos a nosotros mismos y a creer que no necesitamos a Dios ni a los demás. Proverbios 16:5 nos advierte: «Abominación es a Jehová todo altivo de corazón; ciertamente no quedará impune». Debemos humillarnos ante Dios y reconocer que sin Él no somos nada.

2. Envidia: La envidia surge cuando deseamos lo que otros tienen y nos impide alegrarnos por sus bendiciones. La Biblia nos dice en Gálatas 5:26: «No seamos codiciosos de vana gloria, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros». Debemos aprender a estar contentos con lo que Dios nos ha dado y a regocijarnos con los logros y bendiciones de nuestros hermanos.

3. Codicia: La codicia es un deseo desmedido de riquezas y posesiones materiales. Jesús nos advierte en Lucas 12:15: «Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee». En lugar de buscar la acumulación de riquezas terrenales, debemos buscar primero el reino de Dios y confiar en Su provisión.

4. Ira descontrolada: La ira descontrolada puede llevarnos a pecar y dañar nuestras relaciones. Santiago 1:19-20 nos enseña: «Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios». Debemos aprender a controlar nuestra ira y buscar la paz y la reconciliación en todas nuestras interacciones.

5. Chismes y palabras hirientes: Proverbios 16:28 nos advierte: «El hombre perverso levanta contienda, y el chismoso aparta a los mejores amigos». Como cristianos, debemos evitar los chismes, las palabras hirientes y las críticas destructivas. En su lugar, debemos usar nuestras palabras para edificar y animar a los demás.

6. Impureza sexual: La Biblia nos llama a vivir en pureza sexual y a guardar nuestros cuerpos como templos del Espíritu Santo. 1 Tesalonicenses 4:3-4 nos dice: «Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor». Debemos huir de la impureza y buscar la pureza en nuestras acciones y pensamientos.

7. Mentira: La mentira es contraria a la naturaleza de Dios, quien es la verdad misma. Efesios 4:25 nos insta: «Por tanto, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros». Como creyentes, debemos ser personas de integridad y vivir en la verdad en todas nuestras relaciones.

8. Falta de perdón: La falta de perdón puede envenenar nuestro corazón y afectar nuestra relación con Dios y con los demás. Efesios 4:32 nos exhorta: «Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo». Debemos perdonar a aquellos que nos han herido y permitir que el amor y la gracia de Dios fluyan a través de nosotros.

Como hijos de Dios, debemos estar atentos y guardar nuestro corazón de estos ocho pecados. La Palabra de Dios nos instruye y nos brinda el poder y la gracia para resistir la tentación y vivir vidas santas. Recordemos el consejo de Proverbios 4:23: «Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida». Que el Espíritu Santo nos guíe y nos ayude a mantener nuestros corazones puros y consagrados para honrar a Dios en todo lo que hacemos.

«Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.» – Proverbios 4:23


Puedes seguirnos en , Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos