No olvides compartir ...

Por: Charles Stanley

Nosotros ponemos nuestra esperanza en el SEÑOR; él es nuestra ayuda y nuestro escudo. SALMOS 33.20, NTV

Puede dar la impresión de que las cosas jamás cambiarán. Sus retos persisten — tal vez por un período prolongado de tiempo— y parece que todas sus oraciones hallan las puertas cerradas. Como David, usted clama: «¿Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre?» (Salmos 13.1).

Sin embargo, anímese. Sus momentos oscuros durarán solo el tiempo que Dios considere necesario para realizar sus buenos propósitos. Y su Padre celestial está bien consciente de sus límites.

Usted puede soportar. Usted vencerá esto. ¿Cómo? Acudiendo a menudo al Salvador, en oración y por medio de su Palabra. Cada vez que se sienta débil, acuda al trono de la gracia y halle la fortaleza que necesita, aunque sea cada dos minutos. Él le sostendrá. Él quiere mostrarle sus caminos, desarrollar su carácter en usted y que su fe crezca. Simplemente, descanse en Él.

No se dé por vencido, este dolor terminará. Usted prevalecerá sobre esta dificultad y sus circunstancias cambiarán. Busque sostén en Dios a medida que Él realiza sus buenos propósitos.

Señor, esperaré en ti. Gracias por sostenerme y enseñarme tus caminos durante este tiempo oscuro. Amén.


Puedes seguirnos en , Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos