No olvides compartir ...

Por: Norman Geisler.

Este artículo forma parte de la serie: «Enigmas y supuestas “Contradicciones” Bíblicas»

ÉXODO 7:11 – ¿Cómo pudieron los sabios y hechiceros de Faraón llevar a cabo las mismas proezas de poder que Dios le dijo a Moisés que hiciera?

PROBLEMA: Varios pasajes de Éxodo (7:11, 22; 8:7) dicen que los sabios, hechiceros y magos de Faraón hicieron con sus encantamientos las mismas cosas que Dios había ordenado que hicieran Moisés y a Aarón. Sin embargo, Moisés y Aarón afirmaron que habían sido enviados por Jehová Dios. ¿Cómo pudieron estos hombres hacer las mismas cosas poderosas que Moisés y Aarón habían hecho por el poder de Dios?

SOLUCIÓN: La Biblia indica que una de las tácticas de Satanás en sus esfuerzos para engañar a la humanidad es emplear falsos milagros (véase Apoc. 16:14). Éxodo 7:11 dice: «Entonces llamó también Faraón sabios y hechiceros, e hicieron también lo mismo los hechiceros de Egipto con sus encantamientos». Cada uno de los otros versículos hace la misma afirmación. El pasaje dice que las hazañas de los magos de Faraón fueron hechas «con sus encantamientos [mágicos]».

Algunos comentaristas afirman que los milagros de los magos eran meramente trucos. Quizás los magos habían encantado serpientes para que se pusieran rígidas y semejaran varas. Cuando eran echadas al piso, salían de su trance y comenzaban a moverse como serpientes. Algunos dicen que estos eran actos de Satanás, quien realmente convirtió las varas de los magos en serpientes. Sin embargo, esto no es plausible en vista de que sólo Dios puede crear la vida, como hasta los mismos magos lo reconocieron más tarde (Éx. 8:18-19).

Cualquiera sea la explicación que uno pueda tener en relación con estas acciones, un punto común es válido para cualquier relato, y se halla en el texto mismo. Es claro que, cualquiera que haya sido el poder por medio del cual ellos hicieron estas cosas, no las hicieron por el poder de Dios. Más bien, las llevaron a cabo «con sus encantamientos». El propósito de estas acciones era convencer a Faraón de que sus magos poseían tanto poder como Moisés y Aarón, y que no era necesario que Faraón cediera ante la solicitud de estos últimos de dejar ir a Israel. Funcionó, por lo menos, para los tres primeros encuentros (la vara de Aarón, la plaga de sangre, y la plaga de ranas). Sin embargo, cuando Moisés y Aarón, por el poder de Dios, hicieron salir piojos de la arena, los magos no pudieron falsificar este milagro. Solo pudieron exclamar: «Dedo de Dios es éste» (Éx. 8:19).

Hay varios puntos por medio de los cuales uno puede discernir la diferencia entre una señal satánica y un milagro divino.

Estas diferencias pueden verse en estos pasajes de Éxodo. Aunque los magos parecieron convertir sus varas en serpientes, sus varas fueron devoradas por la vara de Aarón, indicando superioridad. Aunque los magos pudieron convertir el agua en sangre, no pudieron revertir el proceso. Aunque los magos pudieron hacer salir ranas, no pudieron deshacerse de ellas. Estos actos eran paranormales, pero no sobrenaturales.

Aunque los magos pudieron copiar algunos de los milagros de Moisés y Aarón, su mensaje estaba conectado con el error. Básicamente, copiaron los milagros de los escogidos de Dios para convencer a Faraón de que el Dios de los hebreos no era más poderoso que los dioses de Egipto. Aunque los magos de Faraón lograron copiar los tres primeros milagros llevados a cabo por Dios por medio de Moisés y Aarón, llegó un punto en que sus encantamientos ya no pudieron falsificar el poder de Dios.

*El Dr. Norman Geisler es autor o coautor de unos cincuenta libros y centenares de artículos. Él ha enseñado en la universidad y a nivel de graduados por cuarenta y tres años. Ha dado conferencias y presentado debates en cincuenta estados y en veinticinco países de seis continentes. 


Puedes seguirnos en WhatsAppFacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos