No olvides compartir ...

Por: Martyn Lloyd Jones

Mateo 6:13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

«No nos metas en tentación». Esta es la petición final en la oración de nuestro Señor, y eso significa. Estamos pidiéndole que nunca seamos llevados a una situación en la que estemos propensos a ser tentados por Satanás. No quiere decir que le estemos dictando a Dios lo que debe o no debe hacer.

Dios sí que prueba a sus hijos, y nunca debemos tener la presunción de decirle a Dios lo que debe o no debe a hacer. Pero aunque este versículo no significa que hemos de dictarle a Dios lo que debe hacer, sí que significa que podemos pedirle que, de acuerdo con su santa voluntad, no nos lleve a posiciones en las que podamos fácilmente ser tentados y propensos a caer.

Esto es lo que nuestro Señor quería expresar cuando le dijo al final a sus discípulos «Velad y orad para que no entréis en tentación». Existen situaciones que serán peligrosas para vosotros: velad y orad, estad siempre en guardia para que no caigáis en tentación. Junto con esto está el otro aspecto de la petición, el de pedir que seamos librados del mal… Necesitamos ser librados del mal por completo. Es un requerimiento grande, una petición que abarca todo.

¿Por qué hemos de pedir ser librados del mal? Por la gran y maravillosa razón de que nuestra comunión con Dios nunca se rompa… Nuestro supremo deseo debería ser tener una buena relación con Dios, conocerle, tener una comunión ininterrumpida con Él.

Por eso es que hacemos esta oración. Para que nada se interponga entre nosotros y el resplandor de la gloria de nuestro Padre que está en el cielo. «No nos metas en tentación, mas líbranos del mal».

*David Martyn Lloyd-Jones fue un médico, pastor protestante y predicador galés que influyó en la época de reformación del movimiento evangélico británico en el siglo XX


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos