No olvides compartir ...

Por: Thomas Goodwin

Si en la mañana o durante el día llegan pensamientos de ira o venganza, deben ser eliminados antes de la noche «no se ponga el sol sobre vuestro enojo» (Efesios 4:26), porque, si no lo haces, puedes albergar un invitado mucho peor en tu corazón junto con tus pensamientos iracundos: «no déis lugar al diablo» (Efesios 4:27), y este traerá a siete peores con él (Mateo 12:45). Si los pensamientos impuros quieren irse a la cama contigo, no lo permitas.

* Thomas Goodwin fue un importantísimo teólogo y predicador puritano inglés.


Puedes seguirnos en , Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos