No olvides compartir ...

Por: Dr. David Jeremiah

Los ángeles también están limitados en poder, aunque su poder es, sin duda, asombroso de contemplar.

En Apocalipsis 7:1, vemos cómo solo cuatro de ellos pueden estar de pie y detener vientos destructivos listos para asolar la tierra. Tres veces en Apocalipsis, Juan dice que vio un “ángel poderoso”. El que está en 18:21 “levantó una piedra del tamaño de una gran rueda de molino, y la arrojó al mar”.

La fuerza de los ángeles cuando desencadenan destrucción y violencia es especialmente evidente en Apocalipsis, en cuanto Cristo abre los siete sellos. En caso de que alguien le diga que rechaza esta destructiva imagen porque es incompatible con las enseñanzas de Jesús sobre la paz, la benignidad y el amor, indique a esa persona que cuando Cristo abre estos sellos, es descrito siempre como “el Cordero”. A las personas que les gustan ángeles suaves y delicados, usualmente buscan también un Dios suave y delicado. Pero Dios nunca es así, y tampoco lo son sus servidores celestiales.

Pero, a pesar de lo poderosos que son los ángeles, no son todopoderosos como Dios. No tienen poder propio, y son impotentes sin Dios. Solo pueden desplegar la energía que Dios canaliza a través de ellos. Operan dentro de la autorización divina que A. W. Tozer describe tan bien:

Dios ha delegado poder a sus criaturas, pero por ser autosuficiente, Él no puede renunciar a nada de sus perfecciones; y siendo una de ellas el poder, nunca ha traspasado ni un ápice del mismo. Él da, pero no renuncia a lo que le pertenece. Todo lo que Dios da sigue siendo suyo, y vuelve a Él de nuevo. Por la eternidad tiene que seguir siempre lo que ha sido siempre, el Señor Dios omnipotente.

Cuando Jesús estuvo delante de Pilato en espera de la sentencia de crucifixión, le dijo al gobernante: “No tendrías ningún poder sobre mí si Dios no te lo hubiera dado” (Juan 19:11). Lo mismo puede decirse de los ángeles y de los hombres. Los ángeles no tendrían ningún poder si no les hubiera sido dado de arriba. Y lo que se les ha dado es limitado.

ARTÍCULO RELACIONADO: Los ángeles son seres limitados (Parte 1/3) y Los ángeles son seres limitados (Parte 3/3)

*David Jeremiah es un autor cristiano evangélico estadounidense, fundador de Turning Point Radio and Television Ministries y pastor principal de Shadow Mountain Community Church, una megaiglesia bautista del sur en El Cajon, California, un suburbio de San Diego


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos