No olvides compartir ...

Este artículo forma parte de la serie: Versículos bíblicos por temas.

JEREMÍAS 31:3
Hace mucho tiempo se me apareció el SEÑOR y me dijo:
«Con amor eterno te he amado; por eso te sigo con fidelidad.»

OSEAS 11:4
Lo atraje con cuerdas de ternura,
lo atraje con lazos de amor.
Le quité de la cerviz el yugo,
y con ternura me acerqué para alimentarlo.

ISAÍAS 63:7
Recordaré el gran amor del SEÑOR,
y sus hechos dignos de alabanza,
por todo lo que hizo por nosotros,
por su compasión y gran amor.
¡Sí, por la multitud de cosas buenas
que ha hecho por los descendientes de Israel!

ROMANOS 2:4
¿No ves que desprecias las riquezas de la bondad de Dios, de su tolerancia y de su paciencia, al no reconocer que su bondad quiere llevarte al arrepentimiento?

JEREMÍAS 9:24
«Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe de conocerme y de comprender que yo soy el SEÑOR, que actúo en la tierra con amor, con derecho y justicia, pues es lo que a mí me agrada»
—afirma el SEÑOR.

JOB 10:12
Me diste vida, me favoreciste con tu amor, y tus cuidados me han infundido aliento.

TITO 3:4 – 5
Cuando se manifestaron la bondad y el amor de Dios nuestro Salvador, él nos salvó, no por nuestras propias obras de justicia sino por su misericordia. Nos salvó mediante el lavamiento de la regeneración y de la renovación por el Espíritu Santo.

EFESIOS 2:6 – 7
Y en unión con Cristo Jesús, Dios nos resucitó y nos hizo sentar con él en las regiones celestiales, para mostrar en los tiempos venideros la incomparable riqueza de su gracia, que por su bondad derramó sobre nosotros en Cristo Jesús.

ROMANOS 11:22
Considera la bondad y la severidad de Dios: severidad hacia los que cayeron y bondad hacia ti. Pero si no te mantienes en su bondad, tú también serás desgajado.



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos