No olvides compartir ...

Por: Andrew Murray

Este artículo forma parte de la serie: «120 meditaciones de Andrew Murray«

 «Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.»Filipenses 1:6

Todo creyente está en Cristo, pero no todos viven en él, con todo su ser sometido consciente, alegre y confiadamente a su influencia. Vivir en Jesús es consentir con toda nuestra alma que él sea nuestra vida, contar con que inspire en nosotros todo lo necesario para la vida, y luego renunciar a todo absolutamente para que reine en nosotros. Es el descanso que produce la plena seguridad de que él efectivamente obra en nosotros en cada momento para lograr lo que debemos ser. Él nos capacita para mantener esa perfecta sumisión por la cual es libre de hacer toda su voluntad en nosotros.

Que todos los que en realidad anhelan caminar con Cristo cobren ánimo ante la idea de lo que Jesús es y lo que demostrará ser si confían en él. Él es la Vid Verdadera; ninguna vid ha hecho jamás por sus ramas lo que él hará por nosotros. Tan solo tenemos que consentir en ser ramas. Honre a Jesús con la alegre confianza de que, más allá de toda concepción, él es la Vid Verdadera que lo sostiene con su fuerza todopoderosa y que de su plenitud suple todo lo que usted necesita.

Reflexión: ¿Qué tanto confía usted realmente en Cristo? ¿Qué cosas, incluyendo los sentimientos, pueden hacer que dudemos de que realmente supla nuestras necesidades? ¿Cómo podemos concentrar nuestra atención en lo que Cristo es y en sus promesas para nosotros?

*Andrew Murray fue un escritor, maestro y pastor cristiano sudafricano. Murray consideraba que las misiones eran «el fin principal de la iglesia».



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos