No olvides compartir ...

Por: Charles Spurgeon

Juan 5:40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

El camino para ser salvo es acudir a Cristo. Cristo es una persona, una persona viva, con plenitud de poder para salvar. Él no ha puesto su salvación en sacramentos, libros, o sacerdotes, sino que la ha reservado para sí mismo; si quieres tener la salvación, debes acudir a Él. Él sigue siendo la única fuente de eterna misericordia. No se puede llegar a esa fuente dando un rodeo y evitando a Cristo, ni tampoco simplemente acercándose a Él: debes acudir a Él, realmente a Él, y debe ser un contacto personal que se establece entre el Señor Jesús y tu espíritu. Por supuesto, no puede tratarse de un contacto natural, pues su cuerpo está en los cielos y nosotros estamos aquí. Debe ser un contacto espiritual por el que tu mente, corazón y pensamiento acuden a Cristo y la fe, como si se tratase de una mano, lo toca espiritualmente, lo agarra al creer en Él, y recibe vida y gracia de su poder divino.

Así como la mujer tocó el borde de su manto y la virtud de Cristo salió de Él hacia ella y fue sanada, ahora, aunque esté más allá, la larga mano de la fe puede tocar su persona humana y divina confiando y descansando en Él, y así la virtud fluirá desde Él a nuestra alma, y nuestra mente será sanada de cualquier enfermedad que tenga.

Charles Spurgeon. Sermón «Unwillingness To Come To Christ»


Puedes seguirnos en , Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos