No olvides compartir ...

Por: Charles Stanley

Porque contigo está el manantial de la vida; En tu luz veremos la luz. SALMOS 36.9

Cuando usted medita en el Señor, ve la vida desde una perspectiva diferente. Las cuestiones que le preocupan dejan de acosarlo y Dios convierte fortalezas las cargas que le debilitan. Sus puntos de vista acerca de las relaciones personales, las tareas, los problemas, sus enemigos e incluso su propia persona cambian debido a que usted aprende a verlo todo con la sabiduría del Padre.

Por supuesto, al acercarse al trono de la gracia, sus niveles de frustración pueden ser altos. Sin embargo, las presiones se disiparán a medida que se sienta en quietud delante de Dios, quien realiza todas las cosas para usted. Después de todo, se encuentra cara a cara con aquel que es totalmente capaz de ayudarle con lo que sea que le preocupe. ¿Por qué tener miedo? No hay nada que pueda derrotar a su Dios, quien le protege, provee y libra de todo peligro.

La verdadera meditación bíblica transformará su espíritu, sus emociones e incluso su cuerpo físico. Así que dedique hoy un tiempo a enfocar su atención en Dios. Con certeza Él le proveerá una perspectiva fresca para su vida y reposo en paz para su alma, a pesar de las dificultades del día.

Padre, recuérdame siempre buscarte sea cuál sea la carga para que pueda tener tu perspectiva y descansar en tu cuidado. Amén.


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos