No olvides compartir ...

Por: Richard Baxter

Por tanto, asegúrate:

(1) De criar a tus hijos con una dieta moderada y saludable; y aparta de ellos los alimentos tentadores y, en especial, las bebidas.

(2) Críalos en el trabajo constante, que nunca dejará la mente o el cuerpo ociosos, sino a las horas de recreo necesarias que tú les permitas déjalos jugar.

(3) Deja que sus recreos tiendan más a la salud de su cuerpo que a la diversión de una imaginación corrompida; no les permitas jugar por dinero, leer libros de romance y escuchar necios relatos y baladas lascivas. Sé tú quien limita su tiempo de ocio y no permitas que sea más de lo que necesita su salud y su trabajo.

(4) Que su atuendo sea sencillo, decente y cálido, pero no llamativo ni que se arreglen de forma que indique orgullo.

(5) Asegúrate, cuando vayan creciendo hacia la madurez, de protegerlos de las ocasiones, de la cercanía o de la familiaridad con personas del sexo opuesto que son una tentación.

(6) Procura que tus hijos se relacionen con buenas compañías, y aléjalos lo más posible de las malas. Los hijos perversos, antes de que os deis cuenta, los infectarán con sus malas lenguas y prácticas: rápidamente les enseñarán a beber, a jugar, a hablar suciamente, a jurar, a burlarse de la piedad y de la sobriedad.

(7) Enséñales a valorar mucho el tiempo: diles lo precioso que es, por la brevedad de la vida del hombre, la grandeza de su obra, y cómo la eternidad depende de estos momentos inciertos. Esfuérzate por hacerles odiosa la pérdida de tiempo. Y pon la muerte todavía ante sus ojos; y pregúntales a menudo si están preparados para morir.

8. Encamínalos mucho hacia la lectura de los libros más apropiados e instructivos.

(9) Ora fervientemente con ellos y encomiéndalos por fe a Cristo, en cuyo pacto los has comprometido.

(10) Escoged para ellos los oficios y profesiones menos peligrosos y que más tiendan a la salvación de sus almas y a ser más útiles en el mundo, y no los que más tiendan a la comodidad de la carne o a fines mundanos.

(11) Cuando estén en edad de casamiento, y te parezca necesario, buscad para ellos esposas que verdaderamente convienen y no esperes hasta que la locura y la lujuria los atrapen.

(12) Enséñales las palabras del pacto, del Credo de los Apóstoles, del Padrenuestro, de los Diez Mandamientos y algún útil catecismo, con los textos de las Escrituras que ahí se fundamentan. Enséñeles el significado de todas estas palabras y muéstreles la forma de practicarlas.

Y recuerda, procura ser tú mismo fiel al pacto, porque la promesa se hace a los verdaderos Cristianos y a su descendencia (Hechos 2:39). Un hombre Cristiano y su descendencia son cosa santísima para Dios.

Fuente: Baxter, R. y Orme, W. (1830). Las obras prácticas del reverendo Richard Baxter (Vol. 19, p. 495). James Duncan.


Puedes seguirnos en , Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...
4 comentarios en «12 consejos del pastor puritano Richard Baxter para los padres cristianos»
  1. Cuando estaba en la religión CATÓLICA, antes de hacer mi primera comunión según la doctrina….teníamos que estudiar lo del catecismo y todo eso……y hablar del catecismo es no mas que palabra de hombre….creo yo que lo mas esencial es estudiar mas de la biblia. Palabra de Dios. Mi punto de vista.

  2. Y recuerdo muy bien que en el catecismo viene los diez mandamientos perooooo, adulterados pues el primero es y amar a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo…. mientras que en éxodo 20 el primero dice no tendras dioses ajenos delante de mi no te inclinaras ni las honraras ….es ahí donde se altera la escritura y la cambia… Considero estar alertas y velando todo el tiempo Cristo viene pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos