No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPP, para recibir materiales todos los días, CLICK AQUÍ.

Por: L.R. Shelton Jr

Querida madre y esposa, arrodíllate con tu marido, confiesa a Dios que has vivido en rebelión contra él y su Palabra y en contra de su autoridad y tu lugar en el hogar. Implórale que te dé su gracia para poder cumplir tus responsabilidades en el hogar como esposa obediente, reconociendo a tu marido como tu cabeza y sometiéndote a él como te sometes al Señor.

Pídele a Dios que te dé, por medio de su Espíritu Santo, un corazón quebrantado y un espíritu contrito para poder cumplir tus deberes en el hogar. Acude a Cristo para recibir arrepentimiento y fe, confía en él con todo tu corazón, y espera en él, sabiendo que él resolverá cada problema en tu vida y en tu hogar.

Fragmentos tomados del libro «El verdadero evangelio de Cristo vs.. el evangelio falso del cristianismo carnal – L. R. Shelton Jr«, puede descargar el libro EN ESTE ENLACE.


Puedes seguirnos en WhatsAppFacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...
4 comentarios en «Una súplica a las esposas que no se someten a sus esposos»
  1. Si mi esposo dejo de temer a Dios , ya no va a la iglesia, fuma, dice garabatos y yo, cumplo todas mis tareas en el hogar aparte de trabajar con teletrabajo de 09:00 a 19:00 LUNES A VIERNES, tambien debo arrodíllarme con mi marido y confesar a Dios que he vivido en rebelión contra él y su Palabra y en contra de su autoridad y mi lugar en el hogar e Implórar que me dé su gracia para poder cumplir mis responsabilidades en el hogar como esposa obediente, reconociendo a mi marido como mi cabeza y sometiéndome a él como me someto al Señor? de igual forma debo reconocer a mi esposo como mi cabeza? Me parece un poco demasiado exagerado.

    1. La escritura nos habla ďel sometimiento. La esposa al esposo y el esposo a Cristo. Si Bien es cierto que Cristo es la cabeza de la iglesia y el hombre cabeza del matrimonio. Llevó 20 años de casada, pero a mi esposo nunca le ha gustado orar junto conmigo si lo hizo fueron pocas veces y era como obligado. El tiene más tiempo que yo en el evangelio; y al parecer sólo se une en una sola carne es para el sexo y lo que es triste cundo yo he estado muy cansada o no quiero porque me siento indispuesta. Quien ha desempeñado el papel de sacerdote con mis hijos he sido yo. Enseñando la palabra y haciendo altar familiar.pero el no participaba. La pregunta es debo sujetarse así. ? Hubo momentos en que me agredió verbalmente a mi y a mi hijo mayor. Tanto que lo corrió de mi casa exponiendo su vida a las garras de Satanás. ¿Eso es someterme al esposo. ? Vivo por amor a Cristo. Pero no por amor a él (Esposo) espero una respuesta. 3104358546 Barranquilla Colombia.

      1. Tengo caso similar a está hermana exceptuando el que el esposo haya corrido algún puesto q mis hijos son menores d 11 años

  2. Dios les bendiga hermanas. La misma escritura que dice que las esposas deben sujetarse a sus esposos como al Señor. También le di e a los esposos que Amén a sus esposas como Cristo amó a la iglesia. Cuando oren no lo hagan mecánicamente, arrepitiendose de algo que no tengan de arrepentirse. Mientras no pequen ustedes o sus maridos. Vivan sanamente, solo sus buenas conductas pueden ganar a sus maridos. Si están con ellos denle su mejor testimonio. La blanda respuesta aplaca la ira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos