No olvides compartir ...

Por: Octavius Winslow

Mirando a Jesús. HEBREOS 12:2

Si Jesús es especialmente glorificado en la fe de Su pueblo, que la tuya sea una vida de fe en todos sus detalles. Vivan en Él para los suministros espirituales y vivan en Él para los suministros temporales. Acude a Él en las providencias oscuras, para que no te hundas; acude a Él en las providencias brillantes, para que no te caigas. Acude a Él cuando el camino sea áspero, para que puedas caminar en él con satisfacción; acude a Él cuando el camino sea suave, para que puedas caminar en él con seguridad. Que tu historia diaria sea un viaje a Jesús vacío, y una venida de Jesús llena.

Mantén la verdad constante y prominentemente ante tus ojos: «El justo vivirá por la fe». Si esto es así, no esperes que Dios te permita vivir por vista. Somete toda tu alma a Él en este asunto. Que Su voluntad y la tuya sean una. Si Él te ha llevado a una gran dificultad (sí, hasta la misma orilla del mar) en el curso de tu viaje por el desierto, aun así «avanza» por Su mandato, aunque sea hacia ese mar. Confía en que Él partirá sus aguas, haciendo un paso seco para tus pies, y haciendo que esas mismas olas que amenazaban con engullirte, ahora resulten como una nube que te cubre por encima, y como muros de fuerza que te cercan por todos lados.

*Octavius Winslow (1808-1878): Pastor no conformista; nacido en Londres, Inglaterra, criado en Nueva York, enterrado en el cementerio de Abbey, Bath, Reino Unido.


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos