No olvides compartir ...

Por: Dr. David Jeremiah

Una vez alguien me preguntó: “¿Sabe usted por qué los ángeles pueden volar?” Y contesté: “No. ¿Por qué?” Esa persona me respondió: “Porque no tienen peso”. En cierto modo, tiene razón. Los ángeles son seres espirituales, sin cuerpos materiales permanentes para ir de un lado a otro. Se les llama específicamente “espíritus ministradores” (Hebreos 1:14). Así pues, cada ángel es un espíritu. Pero, ¿qué significa eso? A. W. Tozer define la palabra espíritus de esta manera:

Espíritu significa existencia en un nivel que está por encima y más allá de la materia; significa que la vida subsiste en otra modalidad. El espíritu es sustancia que no tiene peso, dimensión, tamaño o extensión en el espacio. Estas cualidades pertenecen a la materia, y no pueden tener aplicación al espíritu. Sin embargo, el espíritu tiene ser verdadero y es objetivamente real.

Los ángeles son reales; pero sin sustancia material como la pensamos. Evidentemente, no tienen naturaleza física, respiración o sangre. Si ocupan alguna forma de cuerpos permanentes, estos serían cuerpos espirituales, quizá como los que tendremos nosotros algún día en la eternidad (1 Corintios 15:44). Los ángeles no se casan, como vimos antes en palabras de Jesús, y no procrean.

Usted y yo somos seres espirituales, también. Pero a diferencia de los ángeles, también somos seres físicos. Lamentablemente, aquí en la tierra nuestra naturaleza física tiende a restar importancia a nuestra naturaleza espiritual.

Debe ser su naturaleza espiritual —como también su santidad espiritual— lo que permite a los ángeles la continua cercanía a Dios de que disfrutan, porque en esto se parecen a Dios. Jesús dijo: “Dios es espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad” (Juan 4:24 NVI)

*David Jeremiah es un autor cristiano evangélico estadounidense, fundador de Turning Point Radio and Television Ministries y pastor principal de Shadow Mountain Community Church, una megaiglesia bautista del sur en El Cajon, California, un suburbio de San Diego


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos