No olvides compartir ...

Este artículo forma parte de la serie: Versículos bíblicos por temas.

HEBREOS 2:18
Por haber sufrido él mismo la tentación, puede socorrer a los que son tentados.

SALMO 72:12
Él librará al indigente que pide auxilio, y al pobre que no tiene quien lo ayude.

SALMO 10:14
Pero tú ves la opresión y la violencia, las tomas en cuenta y te harás cargo de ellas.
Las víctimas confían en ti; tú eres la ayuda de los huérfanos.

ISAÍAS 59:1
La mano del SEÑOR no es corta para salvar, ni es sordo su oído para oír.

SALMO 46:1
Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia.

SALMO 28:7
El SEÑOR es mi fuerza y mi escudo; mi corazón en él confía; de él recibo ayuda.
Mi corazón salta de alegría, y con cánticos le daré gracias.

SALMO 68:19
Bendito sea el Señor, nuestro Dios y Salvador, que día tras día sobrelleva nuestras cargas.

ISAÍAS 50:9
¡El SEÑOR omnipotente es quien me ayuda!
¿Quién me condenará?
Todos ellos se gastarán; como a la ropa, la polilla se los comerá.

HEBREOS 13:6
Así que podemos decir con toda confianza:
«El Señor es quien me ayuda; no temeré.
¿Qué me puede hacer un simple mortal?»



No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos