No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPP, para recibir materiales todos los días, 

Por: John MacArthur

Leer: 1 Corintios 12: 28 -30)

El texto afirma que los profetas fueron también nombrados por Dios como hombres especialmente dotados, y que son diferentes de los creyentes que tenían el don de profecía (12:10). No todos esos creyentes podían ser llamados profetas. Parece que la tarea de profeta era para trabajar dentro de una congregación local, mientras que la del apostolado era un ministerio mucho más amplio, que no estaba confinado a un área, como queda implícito en la palabra apostolos (“uno enviado a una misión”). Por ejemplo, se habla de Pablo como un profeta cuando ministró en la iglesia local de Antioquía (Hch. 13:1), pero en todos los demás lugares se habla de él como apóstol.

Los profetas comunicaban a veces revelación de Dios (Hch. 11:21-28) y otras veces simplemente explicaban la revelación que ya había sido dada (como se infiere de Hch. 13:1, donde aparecen relacionados con maestros). Siempre hablaban en nombre de Dios, pero no siempre daban un nuevo mensaje revelado por Dios. Los profetas eran los segundos en la lista, luego de los apóstoles, y su mensaje tenía que ser examinado a la luz del mensaje apostólico (1 Co. 14:37). Puede que otra distinción entre los dos ministerios fuera que el mensaje apostólico era más general y doctrinal, mientras que el de los profetas era más personal y práctico.

Sin embargo, corito sucedió con los apóstoles, su ministerio cesó cuando el Nuevo Testamento quedó completo, de la tnisnta forma que los profetas del Antiguo Testamento desaparecieron cuando se completó ese testamento unos 400 años antes de Cristo. La iglesia fue establecida “sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo.. (Ef. 2:20). Una vez que se echaron los cimientos, terminó la obra de los apóstoles y profetas. La obra de interpretar y proclamar la Palabra ahora escrita quedó en manos de los evangelistas, pastores-maestros y maestros.

El propósito de los apóstoles y profetas fue el de equipar a la iglesia con la doctrina correcta; el de los evangelistas, pastores-maestros y maestros es el de equipar a la iglesia para un ministerio eficaz. Los ministerios aparecen registrados en 1 Corintios sin distinciones cronológicas o referencias a duración, porque en aquel tiempo todos estaban funcionando.

Fragmentos del Comentario MacArthur del Nuevo Testamento: Primera Corintios pág. 376 – 377


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...
Un comentario en «¿Existen profetas en la actualidad? – John MacArthur»
  1. Nunca pensé que fueran a quitar de la biblia su palabra.
    Los 5 ministerio que habla Efesios 4:11, ustedes lo ha dejado en 3.
    Les recuerdo lo q dice mi Apocalipsis 22:19 Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.
    La verdad no quiero ver ese juicio el día que tenga que de rodillas delante de Dios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos