No olvides compartir ...

Mujeres católicas se congregaron cerca del Vaticano y en línea para abogar por el liderazgo femenino en la Iglesia Católica, pidiendo igualdad y visibilidad, alentando a la institución a superar sus temores al cambio.

Chiara Porro, embajadora de Australia ante la Santa Sede, subrayó la importancia de que la Iglesia se involucre en este tema tanto interna como externamente, reconociendo el avance en la inclusión de mujeres en puestos de alto rango en el Vaticano.

«Es muy importante que la Iglesia católica se involucre en este tema, no sólo internamente, sino también externamente, dada la contribución que hacen en el ámbito de la educación y la atención de la salud», dijo a Religion News Chiara Porro, embajadora de Australia ante la Santa Sede.

El Papa Francisco ha respaldado este impulso por medio de su apoyo a las embajadoras ante el Vaticano el año pasado en el Día Internacional de la Mujer.

Porro también destaca el trabajo conjunto con la Unión Internacional de Superioras Generales para resaltar la labor de las monjas en los lugares más necesitados. Asimismo, se han llevado a cabo conferencias interreligiosas para mujeres líderes de distintas religiones.

En un evento reciente, teólogas, expertas y líderes se reunieron para discutir el liderazgo femenino en la Iglesia Católica y desafiar las concepciones teológicas que esencializan a las mujeres.

Una encuesta realizada por Catholic Women Speak reveló que la mayoría de las mujeres en la iglesia apoyan una «reforma radical» que permita mayor protagonismo y liderazgo femenino. Maeve Louise Heaney cuestionó la idea de una diferenciación esencial entre hombres y mujeres en el contexto religioso y abogó por una revisión más inclusiva.

Heaney retó a los católicos a repensar su concepción de Dios y el Espíritu Santo como no exclusivamente masculinos, al citar a su sobrina, una amante del yoga, que reza al «Padre, al Hijo y al Espíritu Santo», así como a la «Madre, la Hija y el Espíritu Santo».

A pesar de los desafíos y resistencias, las mujeres en la Iglesia Católica se mantienen firmes en su lucha por la igualdad y la participación activa en la toma de decisiones.

En diálogo con respecto a la posibilidad de ordenar mujeres diáconos y la inclusión de todos los fieles en las discusiones sinodales, se abren ventanas de esperanza para un futuro más equitativo y diverso en la institución eclesiástica.

Heaney afirmó que es importante que las mujeres tengan la oportunidad de predicar en espacios teológicos, doctrinales y canónicos, ya que considera que, en algunos temas, las mujeres son las más indicadas para hablar.

A pesar de que no existen obstáculos teológicos para ordenar mujeres como diáconos, el temor de que esto acerque a las mujeres al altar es lo que impide que esto se lleve a cabo, según Heaney.

El Vaticano está comenzando a abrir más espacios para el diálogo sobre el liderazgo de las mujeres en la iglesia.

Aunque Francisco ha destacado la importancia del papel de las mujeres como madres y cuidadoras, muchos esperan que haya un mayor avance en cuanto a la participación activa de las mujeres en el liderazgo eclesiástico.

Es importante recordar que la Biblia se refiere a Dios con características paternales y, por lo tanto, nos muestra a un Dios que es amoroso, protector y proveedor. Ver a Dios con un género contrario al que la Biblia presenta puede llevar a una percepción errónea de su naturaleza y carácter.

Es fundamental mantener una perspectiva bíblica al considerar la identidad de Dios como Padre, para así evitar caer en concepciones distorsionadas que puedan alejarnos de su verdadera esencia.


Puedes seguirnos en , Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos