No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPP, para recibir materiales todos los días, 

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Encuentros con el Dios Todopoderoso»

Al despertar Jacob de su sueño, pensó: «En realidad, el SEÑOR está en este lugar, y yo no me había dado cuenta». GÉNESIS 28:16

¿Qué significa la inmanencia divina en la experiencia cristiana directa? Significa que Dios está aquí. Dondequiera que estemos, Dios está aquí […] No puede haber ningún lugar donde Él no esté […] Jacob nunca había estado, ni por una fracción de segundo, fuera del círculo de esa Presencia omnipresente. Sin embargo, no lo sabía. Ese fue su problema, y es el nuestro. Los hombres no saben que Dios está aquí. Qué diferencia marcaría si lo supieran […]

Siempre, en todas partes, Dios está presente, y siempre trata de dársele a conocer a cada uno. No solo revelaría que es Él, sino también lo que es Él. No tenía que ser persuadido para revelarse a Moisés. «Y Jehová descendió en la nube, y estuvo allí con él, proclamando el nombre de Jehová» (Éxodo 34:5). No solo hizo una proclamación verbal de su naturaleza, sino que le reveló su propio Ser a Moisés, de modo que la piel del rostro de Moisés brillaba con luz sobrenatural. Será un gran momento para algunos de nosotros cuando comencemos a creer que la promesa de Dios de revelarse a sí mismo es literalmente cierta, que Él prometió mucho, pero no más de lo que pretende cumplir.

Nuestra búsqueda de Dios tiene éxito solo porque Él siempre procura manifestarse a nosotros.

Señor, tú estás de veras en este lugar, incluso cuando no me doy cuenta. Te ruego que pueda conocer la realidad de esa verdad y ser sensible a tu presencia hoy. Amén.


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos