No olvides compartir ...

Recientemente, ha sido lanzada una advertencia sobre un desafío popular en TikTok durante una rutina de Stand Up en Instagram.

Este desafío consiste en que niños y adolescentes desaparezcan por 48 horas sin contacto con nadie, incluyendo sus padres, con el objetivo de ganar «puntos».

Varios países ya han reportado casos de menores participando en este peligroso juego, generando preocupación no solo para sus familiares, sino también por los riesgos asociados a estar solos en una ciudad insegura.

Este fenómeno resalta los peligros potenciales de las redes sociales y la falta de supervisión en la interacción de menores en plataformas como TikTok.

Este reto viral que incita a desaparecer voluntariamente durante 48 horas ha despertado alarmas sobre la seguridad de los menores, premiando a quienes obtienen mayor visibilidad con su desaparición.

En México, se han registrado al menos diez casos relacionados con este desafío, incluyendo situaciones preocupantes como la desaparición de un niño de nueve años que fue encontrado en lugares vulnerables.

El surgimiento de este reto en 2017 refleja una persistencia problemática que pone en riesgo la integridad física y mental de los menores, demostrando la urgencia de abordar este tipo de desafíos peligrosos.

La idea de que los jóvenes sean alentados a cortar el contacto con sus familiares y amigos durante 48 horas con el objetivo de llamar la atención en las redes sociales muestra una búsqueda de validación en línea, así como una vulnerabilidad y necesidad de pertenencia que muchos jóvenes pueden experimentar.

Para prevenir que los niños participen en este tipo de desafíos, varios gobiernos y autoridades han tomado medidas al respecto. En países como Colombia, México, Perú y Ecuador, se han emitido advertencias a los padres enfatizando la importancia de supervisar el contenido que sus hijos consumen en las plataformas digitales.

La preocupación por el impacto negativo de la aplicación TikTok en la seguridad de los menores también se ha extendido a Estados Unidos, aunque aún no se han implementado restricciones significativas en su uso.

Por otro lado, países como India han optado por prohibir la aplicación debido a problemas de seguridad infantil, tensiones militares, desinformación y la protección de los jóvenes.

Todo esto plantea un debate complejo sobre cómo equilibrar la libertad de expresión individual en las redes sociales con la necesidad de implementar medidas de protección digital para los usuarios más vulnerables.

La comunidad internacional enfrenta el desafío de actualizar y fortalecer las políticas de seguridad en Internet de manera colaborativa para proteger a los menores de las amenazas que surgen en el vasto y cambiante mundo digital.


Puedes seguirnos en , Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos