No olvides compartir ...

RECIBE MATERIALES DE A.W.TOZER EN TU MESSENGER, para recibir materiales, CLICK AQUÍ.

Por: A. W. Tozer

Este artículo forma parte de la serie «Mi búsqueda diaria«

Hasta que sobre nosotros sea derramado el Espíritu de lo alto, y el desierto se convierta en campo fértil, y el campo fértil sea estimado por bosque. Y habitará el juicio en el desierto, y en el campo fértil morará la justicia. Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre. Y mi pueblo habitará en morada de paz, en habitaciones seguras, y en recreos de reposo. ISAÍAS 32:15-18

No hace mucho alguien me habló de las muchas ganancias de la iglesia cristiana. Repasó la lista completa, lo que en ese momento me pareció impresionante. Desde entonces, he estado pensando en ello y me parece que la mayor parte de lo que ganó la iglesia cristiana ha sido externo, en tanto que las pérdidas fueron internas. Se ha perdido la dignidad, la adoración, la majestad, el temor reverencial junto con la vida interior del cristianismo y la presencia de Dios. Al pensar y meditar en eso me pregunto si las pérdidas han valido la pena en comparación con lo que se ganó.

Necesitamos con desesperación una Reforma que vuelva a llevar a la iglesia a lo que los de generaciones pasadas llamaban reavivamiento. A lo largo de los años se ha acumulado tanto sinsentido externo que muchos no llegan a notar las pérdidas internas.

Mi oración es que podamos volver a centrar nuestro interés en los aspectos internos del cristianismo, con menor entusiasmo en cuanto a los externos. Que podamos deleitarnos de nuevo en la consciente presencia de Dios. Creo que, si esta generación de cristianos llega a experimentar la maravilla de la presencia de Dios en sus vidas, nunca más les impresionará ni importará lo que sea externo.

Tengo una paz en mi corazón, que el mundo no puede dar,

Una paz que el mundo no puede quitar,

En las pruebas de la vida, me rodea como nube,

¡Tengo una paz que nada me podrá quitar!

ANNE SEBRING MURPHY (1878-1942)

Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, te alabo por la paz que Jesucristo ha traído a mi corazón. No hay nada afuera que pueda compararse con tu presencia dentro de mí. Amén.

*A. W. Tozer fue un pastor cristiano estadounidense, predicador, escritor, editor de revista y conferenciante bíblico, lea la biografía de Tozer EN ESTE ENLACE.


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...
Un comentario en «Necesitamos experimentar la maravilla de la presencia de Dios – A.W. Tozer»
  1. Gran bendicion éstas enseñanzas, éste año empece con ese anhelo y todas esas lecturas me estan ayudando mucho.
    Dios los bendiga!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos