No olvides compartir ...

ÚNETE AL CANAL EN MESSENGER Y RECIBE MATERIALES DE PURITANOSpara recibir materiales todos los días, CLICK AQUÍ.

Por: Thomas Brooks

Aunque a Calvino nunca se le escuchó murmurar ni quejarse bajo sus más grandes dolores, a menudo se le escuchó decir: «¿Hasta cuándo, Señor, hasta cuándo?».

Cuando se buscó la herida y se extirpó la bala de un comandante piadoso [Philip Sidney] que recibió un disparo en la batalla, al ver que algunos que estaban cerca se compadecían de su dolor respondió: «Aunque gemí, bendigo a Dios que no me quejé».

Dios permite que su pueblo gima, pero no que se queje.

*Thomas Brooks (1608-1680): Predicador congregacional; autor de Preciosos remedios contra las artimañas de Satanás (Precious Remedies against Satan’s Devices). Lee más datos biográficos EN ESTE ENLACE.


Puedes seguirnos en WhatsApp, Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos