No olvides compartir ...

Por: Charles Stanley

Pues el SEÑOR Dios es nuestro sol y nuestro escudo; él nos da gracia y gloria. El SEÑOR no negará ningún bien a quienes hacen lo que es correcto. SALMOS 84.11, NTV

Mientras espera que Dios cumpla las promesas que le ha hecho, tal vez venga a su mente el pensamiento: Yo no soy lo suficientemente bueno como para que el Señor me bendiga, por eso es que esto está llevando tanto tiempo. Dios me halla indigno.

Nada puede estar más lejos de la verdad. El hecho de que el Padre lo está haciendo esperar quiere decir que Él ve en usted cualidades preciosas que debe desarrollar a fin de que pueda disfrutar plenamente la bendición. Él quiere que usted sea un éxito. Eso significa que debe ser su escudo, protegiéndole de las opciones equivocadas. También debe ser su gloria, conformándolo según su carácter, enseñándole su sabiduría, y preparándole para que su poder brille por medio de usted.

No se desespere. Él no le negará ninguna bendición que sea verdaderamente buena para su vida. Sin embargo, usted es tan profundamente amado que Dios desea que reciba la plena belleza e impacto de su dádiva. Así que confíe en Él en el tiempo de espera y prepárese para ser profundamente bendecido.

Señor, gracias por amarme. Tú eres muy sabio y bondadoso en la manera en que me bendices, así que esperaré en ti. Amén.


Puedes seguirnos en FacebookTelegram Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos